Una Declaración De Los Primeros Principios De La Palabra De Dios

SECCION DOS:
EL NOMBRE DE JESUCRISTO
(Continuado)

24. LA NATURALEZA HUMANA. ¿QUÉ ES? La filosofía y la religión tradicional dicen que es algo compuesto de dos partes--cuerpo y alma (y algunos añaden, espíritu); que el alma es la verdadera parte pensante del hombre, consciente y racional, de naturaleza indestructible e INMORTAL; que cuando el cuerpo es destruido al morir, el alma se libera y se va a otra esfera de existencia, para disfrutar allí de felicidad o desdicha eternas, según haya sido la vida que desarrolló en el cuerpo. (1) Esta doctrina se conoce en teología como LA INMORTALIDAD DEL ALMA. Declaramos que esta es UNA FICCION PAGANA subversiva de todo principio de la verdad eterna. Afirmamos que:

A -- El hombre es una criatura formada del polvo, cuya individualidad y facultades son los atributos de su estructura corporal.

"Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser [alma] (24) viviente [del hebreo, nephesh chaiyah, criatura viviente]" (Génesis 2:7).

"Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues POLVO ERES, Y AL POLVO VOLVERÁS" (Génesis 3:19).

"Varón y hembra los creó [...]; y llamó el nombre de ellos Adán [es decir, tierra roja], el día en que fueron creados" (Génesis 5:2).

"Y lo sacó Jehová del huerto del Edén, para que labrase LA TIERRA de que fue tomado" (Génesis 3:23).

"DE BARRO fui yo también formado" (Job 33:6). "Cuyos cimientos [del hombre] ESTAN EN EL POLVO" (Job 4:19).

"Porque él conoce nuestra condición; se acuerda de que SOMOS POLVO" (Salmos 103:14).

"Y Abraham replicó y dijo: He aquí ahora que he comenzado a hablar a mi señor, AUNQUE SOY POLVO Y CENIZA" (Génesis 18:27).

"Acuérdate que como BARRO me diste forma; ¡y en polvo me has de VOLVER?" (Job 10:9).

"Porque toda carne es como hierba, y toda la gloria del hombre como flor de la hierba. La hierba se seca, y la flor se cae" (1 Pedro 1:24; Santiago 1:10-11).

"Porque lo que sucede a los hijos de los hombres, y lo que sucede a las bestias, un mismo suceso es: como muere los unos, ASI MUEREN LOS OTROS, y una misma respiración tienen todos; ni tiene más el hombre que la bestia; porque todo es vanidad. Todo va a un mismo lugar; TODO ES HECHO DE POLVO, y todo volverá al mismo polvo" (Eclesiastés 3:19-20).

"Mas EL HOMBRE MORIRA, y será cortado; perecerá el hombre, ¿Y DONDE ESTARA ÉL?" (Job 14:10).

"Y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu [ruach, espíritu o aliento, que en Eclesiastés 3:19, ya citado, Salomón dice que las bestias tienen igual que el hombre] vuelva a Dios que lo dio" (Eclesiastés 12:7).

"Escondes tu rostro, se turban; les quitas el hálito, DEJAN DE SER, y vuelven al polvo" (Salmos 104:29).

"¿Dirá el barro al que lo labra: ¿Qué haces?" (Isaías 45: 9).;

"Nosotros [somos] barro, y tú el que nos formaste" (Isaías 64:8).

"El que es de la tierra, ES TERRENAL" (Juan 3:31).

"Lo que es nacido de la carne, CARNE ES" (Juan 36).

"El primer hombre es de la tierra, TERRENAL [...]. Cual el terrenal, tales también LOS TERRENALES [...]. Hemos traído la imagen del TERRENAL" (1 Corintios 15: 47-49).

NOTA:
(1) Lo que es muy extraño, esta creencia se relaciona con la doctrina de que después de que el alma se ha ido al cielo o al infierno, regresará en un tiempo determinado, llamado el día del juicio, para reunirse con el cuerpo y ser juzgado en cuanto a si el cielo o el infierno ha de ser su destino eterno. ¿Cuál es el propósito de resucitar el cuerpo? ¿Dónde está la coherencia de enviar a un hombre primero al infierno, y después llevarlo a juicio? Que conteste el que cree en esa idea tradicional. (2) Kitto vierte este pasaje como sigue: "Y Jehová Dios formó al hombre--[hebreo, Adán] polvo de la tierra, y sopló en sus narices el aliento de vida, y el hombre fue un animal viviente". Él también dice: "Estaríamos actuando infielmente, si fuésemos a afirmar que en este pasaje se menciona o SE IMPLICA que hay un espíritu inmortal" (Cyclopaedia Bib. Lit., vol. 1, 659). La traducción de Kitto está corroborada por la cita de Pablo en este versículo mismo en 1 Corintios 15. Habiendo afirmado que "hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual", él dice a modo de prueba: "Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán ALMA VIVIENTE; el postrer Adán, espíritu vivificante" (v. 45). Aquí Pablo cita al "alma viviente" como el equivalente de "cuerpo animal".

B --- El hombre, así constituido, es mortal, (es decir, sujeto a la ley de la muerte o disolución del ser) como consecuencia del pecado.

"¿Será el hombre más justo que Dios? ¿Será el varón más limpio que el que lo hizo?" (Job 4:17).

"El pecado entró en el mundo por un hombre, Y POR EL PECADO LA MUERTE, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron" (Romanos 5:12).

"Porque el día que de él comieres [Adán], ciertamente morirás [hebreo: muriendo, morirás]" Génesis 2:17). "Por cuanto [...] comiste del árbol [...], polvo eres, y AL POLVO VOLVERAS" (Génesis 3:17, 19).

"En Adán todos MUEREN" (1 Corintios 15:22).

"¿Qué hombre vivirá y no verá su muerte? ¿Librarás SU VIDA del poder DEL SEOL?" (Salmos 89:48; 30:3; Job 33: 22).

"Todo [ganado, bestias, y reptiles, y TODO HOMBRE] lo que tenía aliento de espíritu de vida en sus narices, todo lo que había en la tierra, MURIO [en el Diluvio]" Génesis 7:22).

"Dejaos del hombre, cuyo ALIENTO [n'shahmah, respiración] ESTA EN SU NARIZ; porque ¿de qué es él estimado?" (Isaías 2:22).

"El bienaventurado y solo Soberano [...] EL UNICO que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén" (1 Timoteo 6:15, 16).

"Por tanto, al Rey de los siglos, INMORTAL, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén" (1 Timoteo 1:17).

C --- En el estado de la muerte, un hombre, en vez de 'irse a otro mundo', es simplemente un cuerpo privado de vida, y tan absolutamente inconsciente como si nunca hubiese existido. La corrupción destruirá su cuerpo muerto, y desaparecerá como un sueño. De ahí la necesidad de la "resurrección".

"Porque en LA MUERTE no hay memoria de ti; en el Seol, ¿quién te alabará?" (Salmos 6:5).

"Porque los que viven saben que han de morir; pero LOS MUERTOS NADA SABEN, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol" (Eclesiastés 9:5-6).

"Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque EN EL SEPULCRO, adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría" (Eclesiastés 9:10). (1)

"No confiéis en los príncipes, ni en hijo de hombre, porque no hay en él salvación. Pues sale su aliento, y vuelve a la tierra; EN ESE MISMO DIA PERECEN SUS PENSAMIENTOS" (Salmos 146:3-4).

"Porque EL SEOL NO TE EXALTARA, ni te alabará la muerte; ni los que descienden al sepulcro ESPERARAN TU VERDAD. El que vive, el que vive, éste te dará alabanza, como yo hoy" (Isaías 38:18-19).

"¿Por qué no morí yo en la matriz? [...]. Pues ahora estaría yo MUERTO, y reposaría; DORMIRIA, y entonces tendría descanso, con los reyes y con los consejeros de la tierra, que reedifican para sí ruinas [...]; allí los impíos dejan de perturbar, y allí descansan los de agotadas fuerzas" (Job 3:11, 13, 14, 17; 14:10-12).

"¿Por qué me sacaste de la matriz? Hubiera yo expirado, y ningún ojo me habría visto. FUERA COMO SI NUNCA HUBIESE EXISTIDO, llevado del vientre a la sepultura" (Job 10: 18-19).

"Y él [David] respondió: Viviendo aún el niño, yo ayunaba y lloraba [...]. Mas ahora que HA MUERTO, ¿para qué he de ayunar? ¿Podré yo hacerle volver? Yo voy a él, mas él no volverá a mí" (2 Samuel 12:22-23).

"Oye mi oración, oh Jehová, y escucha mi clamor [...]. Déjame y tomaré fuerzas, antes que vaya, y PEREZCA" (Salmos 39:12-13).

"Porque a la verdad David, habiendo servido a su propia generación según la voluntad de Dios, durmió, y fue reunido con sus padres, Y VIO CORRUPCION. Mas aquel a quien Dios levantó, no vio corrupción" (Hechos 13:36).

"Y tú vendrás a tus padres en paz, y SERAS SEPULTADO en buena vejez" (Génesis 15:15).

"Y EXHALO EL ESPIRITU [hebreo: ruach, aliento], y MURIO Abraham en buena vejez [...], y fue unido a su pueblo" (2) (Génesis 25:8).

"Y exhaló Isaac el espíritu [ruach, ALIENTO), y MURIO, y fue recogido a su pueblo" (Génesis 35:29).

"Y cuando acabó Jacob de dar mandamientos a sus hijos, encogió sus pies en la cama, y expiró (ruach, ALIENTO), y fue reunido con sus padres" (Génesis 49:33).

Vea también el caso de José (Génesis 1:26), Moisés (Deuteronomio 34:5, 6), Josué (Josué 24:29), Samuel (1 Samuel 25:1), David (1 Reyes 2:1, 2, 10), Salomón (1 Reyes 11:43), y todos los demás cuya muerte se halla registrada en las Escrituras.

NOTA:
(1) Martín Lutero, comentando este pasaje, dice: "Otra prueba de que los muertos están insensibles. Salomón piensa que los muertos están del todo dormidos, y que no piensan en nada. Yacen sin tener conciencia de días y años, pero, cuando despierten, a ellos les parecerá que han dormido apenas un momento" (Debt of Grace [Deuda de Gracia], pág. 258).

(2) Algunos suponen que la frase "fue reunido con sus padres", expresa la idea de que Abraham, en un estado desincorporado, se unió a sus ancestros en el cielo. Esta idea que definitivamente destruida por lo siguiente: "Y dijo Josué a todo el pueblo: Así dice Jehová, Dios de Israel: Vuestros padres habitaron antiguamente al otro lado del río, esto es, Taré, padre de Abraham y de Nacor; y SERVIAN A DIOSES EXTRAÑOS" (Josué 24:2). Los "padres" de Abraham, con los cuales fue reunido, eran idólatras y, por lo tanto, incluso según la teoría tradicional, ellos estarían excluidos del cielo. Abraham se unió a ellos en el sepulcro, porque "todo va a un mismo lugar" (Eclesiastés 3:20).

D -- "Alma" en la Biblia, en su significado básico, quiere decir criatura o ser, pero también se emplea para expresar la variedad de aspectos bajo los cuales se puede enfocar a un ser viviente, tales como persona, cuerpo, vida, individualidad, mente, estado de ánimo, aliento, etc. Nunca expresa la idea de inmortalidad.

"Luego dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes (1)) [la misma palabra original traducida como "alma", que se aplicó a Adán] según su género, bestias y serpientes y animales de la tierra según su especie" (Génesis 1:24).

"Dijo Dios: Produzcan las aguas seres vivientes ["almas--en hebreo, nephesh], y aves que vuelen sobre la tierra, en la abierta expansión de los cielos" (Génesis 1:20).

"En su mano está el ALMA de todo viviente, y el hálito de todo el género humano" (Job 12:10).

"Y se tendió sobre el niño tres veces, y clamó a Jehová y dijo: Jehová Dios mío, te ruego que hagas volver el ALMA [nephesh] de este niño a él. Y Jehová oyó la voz de Elías, y el ALMA [nephesh] volvió a él, (2) y revivió" (1 Reyes 17:21-22).

"Y aconteció que al salírsele el alma [nephesh, vida] (pues murió)" Génesis 35:18).

"Y les sucederá como el que tiene hambre y sueña, y le parece que come, pero cuando despierta su ESTOMAGO [alma] está vacío" (Isaías 29:8; Exodo 12:16).

"No tienen en poco al ladrón si hurta para saciar su apetito cuando tiene hambre" (Proverbios 6:30; Levítico 17:10-12).

"Y apartarás para Jehová el tributo de los hombres de guerra que salieron a la guerra; de quinientos, uno, así de las personas como de los bueyes, de los asnos y de las ovejas" (Números 31:28).

"Mas cuando el sacerdote comprare algún esclavo [alma] por dinero, éste podrá comer de ella, así como también el nacido en su casa podrá comer de su alimento" (Levítico 22:11).

"Y mataron a espada todo cuanto en ella tenía vida, destruyéndolo por completo, sin quedar nada que respirase; y a Hazor pusieron fuego" (Josué 11:11).

"Aun en tu falda se halló la sangre de [las almas de] los pobres, de los inocentes" (Jeremías 2:34; Éxodo 13:18-19; 22:25, 27).

"Y así mi ALMA tuvo por mejor la estrangulación, y quiso la muerte más que mis huesos" (Job 7:15; Salmos 105:18).

"Y dijo Sansón: muera yo [mi alma] con los filisteos" (Jueces 16:30).

"Y toda ALMA que no oiga a aquel profeta, será desarraigada del pueblo" (Hechos 3:23).

"Mas a ti agradó librar mi vida [alma] del hoyo de corrupción" (Isaías 38:17).

"He aquí que todas las almas son mías; como el alma del padre, así el alma del hijo es mía; el alma que pecare, esa morirá" (Ezequiel 18:4, 20).

"Porque todo el que quiera salvar su vida [psuche], la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará. Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma [psuche, la misma palabra que se tradujo como "vida" en el versículo 25 (2)? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma [psuche]?" (Mateo 16:25-26).

"Y diré a mi alma [psuche]: Alma [psuche], muchos bienes tienes guardados para muchos años: repósate, come, bebe, regocíjate. Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma [psuche]" (Lucas 12:19-20).

"Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma [psuche]; temed más bien a aquel que puede destruir el alma [psuche] y el cuerpo en el infierno [gehenna]" (Mateo 10:28).

"Diciendo: Levántate, toma al niño y a su madre, y vete a tierra de Israel, porque han muerto los que procuraban la muerte [psuche] del niño" (Mateo 2:20).

"Pero ahora os exhorto a tener buen ánimo, pues no habrá ninguna pérdida de vida [psuche] entre vosotros, sino solamente de la nave" (Hechos 27:22).

"El segundo ángel derramó su copa sobre el mar, y éste se convirtió en sangre como de muerto; y murió todo ser vivo [psuche] que había en el mar" (Apocalipsis 163).

"Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar (3) las almas (4) de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuando, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra?" (Apocalipsis 6:9-10).

"Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho [...]. Por cuanto derramó su vida [psuche, alma] hasta la muerte" (Isaías 53:11-12).

"Viéndolo antes, habló de la resurrección de Cristo, que su alma [psuche] no fue dejada en el Hades, ni su carne vio corrupción" (Hechos 2:31; Salmos 16:10).

"Vuestras lunas nuevas y vuestras fiestas solemnes las tiene aborrecidas mi alma (5) [psuche]" (Isaías 1:14; Jeremías 6:8; Mateo 12:18).


(1) El Dr. Adam Clarke, comentando este texto, dice: "nephesh chaylah es un término general para expresar toda criatura dotada de vida animal, en cualquiera de sus infinitamente variadas graduaciones".

(2) La Septuaginta vierte el versículo así: "Y cuando hubo respirado sobre el niño tres veces, clamó a Jehová y dijo: Jehová Señor mío, te ruego que hagas volver la vida de este niño a él, y así aconteció, y el niño lloró".

(3) El Dr. Clarke dice de este pasaje: "Bajo qué autoridad muchos han traducido la palabra psuche en el versículo 25 como "vida" y en este versículo 26 como "alma", no lo sé, pero tengo la certeza de que significa vida en ambos casos".

(4) El Dr. Clarke dice sobre este pasaje: "El altar está en la tierra, no en el cielo". Citamos su opinión porque él era de idéntica fe a la de aquellos que usan este pasaje para probar su creencia en una existencia desincorporada en el cielo.. Con referencia a las "almas bajo el altar", él dice: "la sangre de ellos, como la de Abel, clama venganza". El Señor dijo a Caín: "La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra" (Génesis 4:10). De Cristo se dice que su sangre "habla mejor que la de Abel" (Hebreos 12:24). Es evidente que el apóstol vio en visión que sufriría martirio en la tierra, simbólicamente llamada 'el altar', durante las persecuciones papales. En Apocalipsis 20:4, Juan nuevamente ve en visión "las almas" [es decir, personas] de aquellos que fueron decapitados por el testimonio de Jesús, habiendo salido de sus sepulcros por la resurrección, "y vivieron y reinaron con Cristo mil años". Esto será cuando él "juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino".

(5) En la traducción del Nuevo Testamento hecha por el profesor Whitney, la palabra psuchas se vierte como "personas" en este versículo.--American Bible Union. Una traducción semejante se da en el 'Emphatic Diaglott' [Diaglotón Enfático].

(6) En este pasaje la Deidad emplea la palabra "alma" como una expresión de su ser total. Abraham usa la palabra de la misma manera. él dice: "Y viva mi alma por causa tuya". Esto elimina la filosofía popular, que cree que un cuerpo mortal posee un alma inmortal. Se supone que esta idea tiene apoyo en Mateo 27:52, donde se declara: "Cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron". Pero si esto fuera así, entonces un razonamiento similar se aplicaría a Hebreos 13:11--"Porque los cuerpos de aquellos animales [...] son quemados". Nadie sugeriría que un animal es algo separado de su cuerpo, y, sin embargo, el argumento que se aplica a "los cuerpos de los santos" probaría esto si se aplicara a la frase "los cuerpos de los animales".

E -- "Espíritu" en las Escrituras, cuando se aplica al hombre, no es más expresiva del concepto filosófico acerca de un alma inmortal que la palabra "alma", ya que significa aliento, vida, energía vital, mente, estado de ánimo, etc., como atributos de la naturaleza humana mientras vive.

"Y he aquí que yo traigo un diluvio de aguas sobre la tierra, para destruir toda carne en que haya espíritu (1) [ruach] de vida debajo del cielo; todo lo que hay en la tierra morirá" (Génesis 6:17).

"Porque como el cuerpo sin espíritu (2) [pneuma, aliento] está muerto, así también la fe sin obras está muerta" (Santiago 2:26).

"Y cuando acabó Jacob de dar mandamientos a sus hijos, encogió sus pies en la cama, y expiró [ruach, espíritu], y fue reunido con sus padres" (Génesis 49:33).

"Mas Jesús, habiendo otra vez clamado a gran voz, entregó el espíritu [pneuma]" (Mateo 27:50).

"Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba y decía: Señor Jesús, recibe (3) mi espíritu [pneuma]" (Hechos 7:59).

"Y Ana le respondió diciendo: No, señor mío; yo soy una mujer atribulada de espíritu [ruach]" (1 Samuel 1:15).

"¿Quién sabe que el espíritu [ruach] de los hijos de los hombres sube arriba, y que el espíritu [ruach] del animal desciende abajo a la tierra? (Eclesiastés 3:21).

"En el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados" (1 Pedro 3:19).

"Cuando todos los reyes de los amorreos que estaban al otro lado del Jordán al occidente, y todos los reyes de los cananeos que estaban cerca del mar, oyeron cómo Jehová había secado las aguas del Jordán delante de los hijos de Israel hasta que hubieron pasado, desfalleció su corazón, y no hubo más ALIENTO [ruach, espíritu] en ellos delante de los hijos de Israel" (Josué 5:1).

"Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire [ruach, viento] del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto" (Génesis 3:8).

"E hizo pasar Dios un viento [ruach] sobre la tierra, y disminuyeron las aguas" (Génesis 8:1).

"No hay hombre que tenga potestad sobre el espíritu [ruach] para retener el espíritu [ruach], ni potestad sobre el día de la muerte; y no valen armas en tal guerra, ni la impiedad librará al que la posee" (Eclesiastés 8:8).

"A la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus (35) de los justos hechos perfectos" (Hebreos 12:23).

"¿No son todos espíritus ministradores, (36) enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación?" (Hebreos 1:14).

"Amados, no creáis a todo espíritu [pneuma], sino probad a los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios" (1 Juan 4:1-2).

"Viéndole ellos andar sobre el mar, pensaron que era un fantasma [phantasma], y gritaron" (Marcos 6:49).


(1) Ruach básicamente significa "aire en movimiento, aliento o viento", del verbo ruach, respirar. También "inteligencia, valor, mente, buen ánimo"--Parkhurst. "Neshamah, del verbo nesham, respirar, ocurre 24 veces en el Antiguo Testamento, traducido invariablemente como pneuma (griego) del verbo pneo, soplar, respirar, traducido como viento, aire, el aliento de vida, el espíritu, un espíritu viviente, es decir, sensible".--Liddell & Scott. El Dr. Mc Cullough dice: "No hay ninguna palabra en el idioma hebreo que signifique ya sea alma o espíritu, en el sentido técnico en que nosotros usamos el término, entendiéndolo como algo distinto del cuerpo".--Credibility of the Scriptures [Credibilidad de las Escrituras], vol. 2, pág. 471. Parkhurst también traduce ruach como "una bocanada de aliento".

(2) Wakefield y otros vierten esto como "expiró". La versión siríaca dice así: "suspiró con su aliento"

(3) Se refiere a la venida de Cristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación (1 Timoteo 4:1). "Hombres justos" y aquellos cuyos nombres están escritos en el "libro de la vida", entonces serán perfeccionados, porque Pablo declara: "Para que no fuesen ellos [los padres y los profetas] perfeccionados aparte de nosotros".--Hebreos 11:40. Que Jesús, el Cristo, en los días de su carne, no fue perfeccionado, se deduce por los siguientes testimonios: "Id, y decid a aquella zorra [...]. Hago curaciones hoy y mañana, y al tercer día termino mi obra" (Lucas 13:32). "El Hijo, hecho perfecto para siempre" (Hebreos 7:28). "Y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen" (Hebreos 5:9).

(4) A los ángeles se les llama espíritus, no porque sean inmateriales o invisibles, porque en varias ocasiones se aparecieron y dieron evidencia de ser seres tangibles. Abraham los atendió, y comieron y bebieron (Génesis 18:2-3). Se les llama espíritus porque son de naturaleza espiritual.

Contenido | Tapa



25. LA DOCTRINA DE LA INMORTALIDAD NO ESTA EN LA BIBLIA, así que la pregunta es: ¿de dónde vino? En respuesta a esta pregunta, dirigimos su atención a las siguientes citas:
Heródoto, el más antiguo historiador, escribe como sigue: "Los egipcios dicen que Ceres [la diosa del maíz] y Baco [el dios del vino], tienen el dominio principal en las regiones infernales; y los egipcios también fueron los primeros que afirmaron la doctrina de que el alma del hombre es inmortal" (Heródoto, Libro ii, Sección 123).

Mosheim dice: "Sus primeros promotores sostenían basándose en aquella conocida doctrina de la Escuela de Platón, la cual adoptaron también Orígenes y sus discípulos, que la naturaleza divina se hallaba infundida en toda alma humana; o, en otras palabras, que la facultad de la razón, de la cual procede la salud y el vigor de la mente, era una emanación de Dios en el alma humana, y está incorporada en los principios y elementos de toda verdad, humana y divina" (Historia Eclesiástica, vol. 1, pág. 86).

Justino Martyr (año 150 de nuestra era) dijo: "Porque si has conversado con algunos que en verdad se llaman cristianos, y no mantienen estas opiniones, sino que incluso se atreven a blasfemar contra el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, y el Dios de Jacob, y dicen que no hay resurrección de los muertos, que las almas, tan pronto como dejan el cuerpo, son recibidas en el cielo, procura no considerar a estos favorablemente. Pero yo y todos esos cristianos, que son verdaderamente tradicionalistas en todo aspecto, sabemos que habrá una resurrección del cuerpo y mil años en Jerusalén, cuando sea reconstruida, y adornada y engrandecida, como lo declara Ezequiel, Esaías y el resto de los profetas" (Diálogo con Trifo el Judío, Sección 80).

Un extracto de un canon que fue aprobado por el Concilio Laterano, en tiempo de Leo X, muestra que la doctrina de una "alma inmortal" que continua viviendo cuando el hombre ha muerto, fue apoyada en aquellos días, tal como generalmente lo ha sido desde entonces, por la autoridad de los credos más bien que por la palabra de Dios: "Algunos se han atrevido a afirmar, con respecto a la naturaleza del alma razonable, que ésta es mortal; nosotros, con la aprobación de los sagrados concilios, condenamos y reprobamos a los tales, ya que conforme al canon de Papa Clemente V, el alma es inmortal; y prohibimos estrictamente a todos dogmatizar lo contrario; y decretamos que todos los que se adhieran a afirmaciones erróneas semejantes serán evitados y castigados como herejes" (Caranza, pág. 412, 1681).

Martín Lutero respondió irónicamente al decreto del Concilio Laterano efectuado durante el pontificado del Papa Leo: "Le permito al Papa hacer artículos de fe para sí mismo y para sus fieles--tales como que el alma es la forma substancial del cuerpo humano,--que el alma es inmortal,--con todas esas monstruosas opiniones que se hallan en el estercolero romano de decretales; que tal como es su fe, así puede ser su evangelio, así sus discípulos, y así su Iglesia, que la boca pueda tener carne adecuada para ella, y que el plato sea un cubierto digno de ella" (Las Obras de Lutero, vol. ii, folio 107, Wittemburg, 1562).

En una antigua obra impresa en 1772, titulada Historical View of the Intermediate State [Panorama Histórico del Estado Intermedio], en la página 348, hablando de la creencia de Martín Lutero con respecto al estado de los muertos entre la muerte y la resurrección, se dice que él afirmó: "que permanecen en un sueño profundo, en cuya opinión siguió a muchos de los padres de la Iglesia antigua".

William Tyndale declara que: "al destinarlos al cielo, al infierno y al purgatorio, Uds. destruyen los argumentos con los cuales Cristo y Pablo demuestran la resurrección. Lo que Dios disponga para ellos, lo sabremos cuando lleguemos a ellos. La verdadera fe enseña la resurrección, a la cual se nos amonesta que miremos cada hora. Los filósofos paganos, negando eso, enseñaban que las almas viven para siempre. Y el Papa pone juntas la doctrina espiritual de Cristo y la doctrina carnal de los filósofos, elementos tan contrarios que no pueden armonizar [...]. Y como el Papa de mente carnal consiente en la DOCTRINA PAGANA, por lo tanto corrompe las Escrituras al tratar de imponerla [...]. Y si las almas están en el cielo, decidme por qué no están en la misma categoría de los ángeles? Y entonces ¿cuál es el propósito de la resurrección?" (William Tyndale, traductor de las Escrituras al inglés, sufrió martirio en 1536).

Gibbon declara que "la doctrina de la inmortalidad del alma está omitida en la ley de Moisés" (Decadencia y Caída del Imperio Romano, Capítulo 15).

Richard Watson expresa: "Que el alma sea inmortal por naturaleza es refutado por la Escritura, la que hace de nuestra inmortalidad una dádiva que depende de la voluntad del Dador" (Institutes, vol. ii, pág. 250).

El obispo Tillotson también dice: "La inmortalidad del alma es más bien una suposición, o se da por sentado, pero no está expresamente indicada en la Biblia".--Sermones, vol. 2, 1774.

George Combe dice: "Ninguna idea puede ser más errónea que suponer que el hombre es un ser inmortal, debido a la sustancia de la cual está compuesto"--System of Phrenology [Sistema de Frenología], pág. 695-7.

La palabra hebrea "nephesh" se halla en el original como 750 veces, pero en la versión común (en inglés) nephesh se traduce de 45 maneras diferentes; alma, 475 veces; vida, vidas, viviente, 120 veces; personas, 3 veces; pez, 1; y se aplica indiscriminadamente tanto al hombre como a las bestias, 9 veces, etc.

Parkhurst dice: "Como un sustantivo, se ha supuesto que nephesh significa la parte espiritual del hombre, o, lo que comúnmente llamamos su alma; yo debo, personalmente, confesar que no puedo hallar ningún pasaje donde tenga indiscutiblemente este significado".--Hebrew Lexicon [Lexicón Hebreo].

"La palabra griega "psuche", sinónimo con nephesh, según se usa en el Nuevo Testamento, tiene 7 traducciones diferentes, alma, vida, vidas, mente, corazón, tú, etc.

Las palabras "alma" y "espíritu", aunque ocurren frecuentemente en la Biblia, no se encuentran en ningún caso, indicando que son inmortales, inmateriales, indestructibles, "o que nunca mueren".

La palabra "inmortal" se halla sólo una vez en las Escrituras. Véase 1 Timoteo 1:17.

Contenido | Tapa


26. EN LA BIBLIA HAY UNA DOCTRINA ACERCA DE LA INMORTALIDAD; pero difiere en todo de la doctrina popular.

Primero -- En vez de ser inherente y natural, la inmortalidad es una cualidad que Cristo puso a nuestro alcance en el evangelio, y sólo se puede obtener con la condición de creer en el evangelio y obedecer los mandamientos divinos.

Jesucristo "quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad POR EL EVANGELIO" (2 Timoteo 1:10).

"Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, VIVIRÁ [es decir, por medio de la resurrección; vea el contexto precedente]" (Juan 11:25; 6:40).

"Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es VIDA ETERNA en Cristo Jesús Señor nuestro" (Romanos 6:23).

"Y esta es la promesa que él nos hizo, LA VIDA ETERNA" (1 Juan 2:25).

"Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, según LA PROMESA DE LA VIDA que es en Cristo Jesús" (2 Timoteo 1:1).

"EN LA ESPERANZA DE LA VIDA ETERNA, la cual Dios, que no miente, prometió desde antes del principio de los siglos" (Tito 1:2).

"Para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a LA ESPERANZA DE LA VIDA ETERNA" (Tito 3:7).

"Porque en esperanza fuimos salvos; pero LA ESPERANZA QUE SE VE, NO ES ESPERANZA; porque lo que alguno ve, ¿a qué esperarlo? Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia LO AGUARDAMOS" (Romanos 8:24-25).

"Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de LO QUE NO SE VE" (Hebreos 11.1).

"Porque [...] el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará VIDA ETERNA" (Gálatas 6:8).

"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga VIDA ETERNA" (Juan 3:16).

"Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado VIDA ETERNA; y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; (1) el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. Estas cosas os he escrito a vosotros [...] para que sepáis que tenéis vida eterna" (1 Juan 5:11-12).

"Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida" (Apocalipsis 22:14).

"El que cree en el Hijo TIENE VIDA ETERNA; pero el que desobedece al Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él" (Juan 3:36).

"El que aborrece su vida en este mundo, PARA VIDA ETERNA LA GUARDARÁ" (Juan 12:25).

"[Recibirá] en el siglo venidero LA VIDA ETERNA" (Marcos 10:30).

"Vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad" [Dios les dará; véase versículo 6] (Romanos 2:7).

"Mas los que fueren tenidos por dignos de alcanzar aquel siglo y la resurrección de entre los muertos, ni se casan, ni se dan en casamiento. PORQUE NO PUEDEN YA MAS MORIR, pues son iguales a los ángeles, y son hijos de Dios, al ser hijos de la resurrección" (Lucas 20:35-36).

"Y yo les doy [a mis ovejas] vida eterna; y NO PERECERÁN JAMÁS, ni nadie las arrebatará de mi mano" (Juan 10:28).

"Como le has dado potestad sobre toda carne, para que dé VIDA ETERNA a todos los que le diste" (Juan 17:2).

"Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá LA CORONA DE VIDA, que Dios ha prometido a los que le aman" (Santiago 1:12).

"Y el mundo pasa, y sus deseos; PERO EL QUE HACE LA VOLUNTAD DE DIOS PERMANECE PARA SIEMPRE" (1 Juan 2:17).

"Y por esto también gemimos, deseando ser revestidos de aquella nuestra habitación celestial; pues así seremos hallados vestidos, y no desnudos. Porque asimismo los que estamos en este tabernáculo gemimos con angustia; porque no quisiéramos ser desnudados, sino revestidos, para que lo mortal sea ABSORBIDO POR LA VIDA" (2 Corintios 5:1-4).

"Y cuando ESTO CORRUPTIBLE se haya vestido de incorrupción, y ESTO MORTAL se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh, oh sepulcro, tu victoria?" (1 Corintios 15:54-55).

"Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y YA NO HABRÁ MUERTE, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron" (Apocalipsis 21:4).

"El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte [...]. Al que venciere, le daré a comer del ÁRBOL DE LA VIDA, el cual está en medio del paraíso de Dios" (Apocalipsis 2:11, 7).

NOTA:
(1) Con respecto a este pasaje, y otros similares, en que se usa el tiempo presente en conexión con la vida eterna, es necesario observar que se cometería un error si se llegase a suponer que éstos enseñan que la vida eterna se puede obtener en el presente. Esto es evidente por los hechos y testimonio ya presentados al lector. El tiempo presente, con referencia a acontecimientos futuros, es una peculiaridad del lenguaje dictado por inspiración. En Romanos 4:17 Pablo define esta peculiaridad como un estilo que "llama las cosas que no son, COMO SI FUESEN". Esto está ilustrado en muchas partes de la Escritura. Antes de que Jesús naciera, María declaró por el Espíritu Santo que el Señor "hizo proezas con su brazo [...]. Quitó de los tronos a los poderosos, y exaltó a los humildes. A los hambrientos colmó de bienes, y a los ricos envió vacíos" (Lucas 1:51-53). Tan lejos estaba esto de que se cumpliese durante su permanencia en la carne en Judea, como cuando "angustiado él, y afligido, no abrió su boca" (Isaías 53:7). Tan sólo cuando se manifieste por segunda vez, como el León de Judá, tendrán cumplimiento estas cosas que se escribieron acerca de él (Salmos 2:8-0). Cientos de años antes de que María declarara estas cosas, Isaías había escrito guiado por el Espíritu: "Porque un niño nos ES NACIDO, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre Eterno, Príncipe de paz" (Isaías 9:6). Lo mismo se aplica a la expresión "TENEIS vida eterna". Señala hacia la certeza de ésta se poseerá en el futuro. Sólo aquellos que crean en el evangelio del reino y en el Nombre de Jesucristo, como Dador de vida, tienen la promesa de que se les ha dado vida eterna. Ellos se aferran a esta promesa por fe, y cuando se manifieste Cristo, que para ellos es vida, entonces recibirán el don, y "no pueden ya más morir" (Lucas 20:36).

Segundo -- La inmortalidad de la Biblia, a diferencia de la inmortalidad inherente de la creencia popular, que nace con la muerte, se ha de manifestar en conexión y como resultado de la resurrección o cambio DEL CUERPO. (La razón es evidente: la inmortalidad es la vida manifestada por medio de UN CUERPO IMPERECEDERO). Esta proposición está establecida en muchos de los testimonios citados bajo el último epígrafe; y obtiene más apoyo en los siguientes:

"Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, UNOS PARA VIDA ETERNA, y otros para vergüenza y confusión perpetua (Daniel 12:2).

"Y los que hicieren lo bueno, saldrán a RESURRECCIÓN DE [que resultará en] VIDA; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de [que resultará en] condenación" (Juan 5:29).

"Y serás bienaventurado; porque ellos no te pueden recompensar, pero te será recompensado EN LA RESURRECCIÓN DE LOS JUSTOS" (Lucas 14:14).

"Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, SINO QUE LO RESUCITE EN EL DIA POSTRERO" (Juan 6:39, 40, 44).

"Marta le dijo: Yo sé que resucitará EN LA RESURRECCIÓN, en el día postrero" (Juan 11:24).

"Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios descenderá del cielo; Y LOS MUERTOS EN CRISTO RESUCITARÁN PRIMERO" (1 Tesalonicenses 4:16).

"¡Despertad y cantad, moradores del polvo! porque tu rocío es cual rocío de hortalizas, y la tierra dará sus muertos" (Isaías 26:19).

"Ha de haber resurrección de los muertos, así de justos como de injustos" (Hechos 24:15).

"Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra [speiretai] (38) en corrupción, resucitará [egheireta] (1) en incorrupción" (1 Corintios 15:42-44).

"He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos [los muertos que han sido despertados y aquellos que no duermen] SEREMOS TRANSFORMADOS [después del juicio] [...]. Porque se tocará la trompeta, y LOS MUERTOS SERÁN RESUCITADOS INCORRUPTIBLES (2), y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad" (1 Corintios 15:51-53).

"Porque si no hay resurrección de muertos, tampoco Cristo resucitó. Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe" (1 Corintios 15:13-14).

"Yo sé que mi Redentor vive, y al fin se levantará sobre el polvo; y después de deshecha esta mi piel, EN MI CARNE he de ver a Dios; al cual veré por mí mismo, y no otro" (Job 19:25-27).

"¿Qué me aprovecha? [dice Pablo] Si los muertos no resucitan" (1 Corintios 15:32).

"Lo he perdido todo [...], si en alguna manera llegase a LA RESURRECCIÓN DE ENTRE LOS MUERTOS" (Filipenses 3:8, 11).

"Pero en cuanto a que los muertos han de resucitar, aun Moisés lo enseñó en el pasaje de la zarza, cuando llama al Señor, Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob. Porque Dios no es Dios de muertos, sino de vivos, pues para él todos viven" (Lucas 20:37-38).

NOTA:
(1) El Dr. John Thomas, un capacitado exponente de las Escrituras, señala: "Que la palabra griega speiro, en su voz activa, significa esparcir, como cuando se esparce la semilla en la tierra, pero en voz pasiva significa "brotar o nacer" (véase el Lexicón Griego de Liddell & Scott). En 1 Corintios 15:42-44 speiretai es pasiva y se usa en ese sentido. La palabra antitética EANEIHETAI es también pasiva y se relaciona con el mismo cuerpo como speiretai [...]. "Destruid este templo", dijo el Espíritu, "y en tres días lo LEVANTARE" [eghero auton]. Los judíos replicaron: "En cuarenta y seis años fue edificado este templo, ¿y tú en tres días lo LEVANTARAS? [egherseis auton]. Mas él hablaba del templo de su cuerpo" (Juan 2:19-21). En este texto el mismo verbo se usa como en 1 Corintios 15:42-44, y en relación con la resurrección. Levantar, cultivar, o construir, es la idea correcta; y todos deberían saber que semejante acción es progresiva, no instantánea. Entonces, este pasaje de 1 Corintios 15:42-44, tan poco entendido por aquellos que lo citan tanto, debería leerse así: "El cuerpo de resurrección [speiretai] brota, germina o nace en corrupción; [egheiretai] se construye, se cultiva o se levanta en incorrupción; germina en deshonor; se cultiva en gloria, germina en debilidad; se construye en poder; nace [de la tierra] como un cuerpo natural; se cultiva [o el Espíritu lo transforma en] un cuerpo espiritual". Este es el sentido del pasaje y en estricta armonía con "la forma de las correctas palabras usadas por el apóstol".--Anastasis; or Fall of the Roman Pontificate, the Resurrection of the Dead and Judggment of the World [Anastasis; o la Caída del Pontificado Romano, la Resurrección de los Muertos y el Juicio del Mundo], págs. 36, 37.

(2) Tertuliano (alrededor del año 185 de nuestra era), al escribir acerca de la resurrección, dice: "Aquel que levanta a los muertos a vida, levantará al cuerpo en su perfecta integridad. Esto es parte del cambio que experimentará el cuerpo en la resurrección; porque aunque los muertos resucitarán en la carne, no obstante aquellos que alcanzan la resurrección de felicidad pasarán al estado angélico, y se pondrán la vestidura de la inmortalidad, según la declaración del apóstol Pablo, para que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad, y de nuevo, para que nuestro cuerpo vil sea cambiado, para que puedan ser hechos a semejanza del glorioso cuerpo de Cristo"-Anastasis, pág. 39.

Tercero -- La inmortalidad que enseña la Biblia, además de depender de "la resurrección del cuerpo", es un don que se ha de manifestar y disfrutar EN LA TIERRA, más bien que en algún lugar ubicado en regiones estrelladas hasta donde ascendería el hombre después de la muerte.

"Ciertamente el justo será recompensado EN LA TIERRA. ¡Cuánto más el impío y el pecador!" (Proverbios 11:31).

"Bienaventurado los mansos, PORQUE ELLOS RECIBIRÁN LA TIERRA POR HEREDAD" (Mateo 5:5).

"Como la tierra que cimentó para siempre" (Salmos 78:69; Eclesiastés 1:4).

"Porque los malignos serán destruidos, pero los que esperan en Jehová, ELLOS HEREDARÁN LA TIERRA" (Salmos 37:9).

"Pero los mansos HEREDARÁN LA TIERRA, y se recrearán con abundancia de paz" (Salmos 37:11).

"Porque los benditos de él HEREDARÁN LA TIERRA; y los malditos de él serán destruidos" (Salmos 37:22).

"Los justos HEREDARÁN LA TIERRA, y vivirán para siempre sobre ella" (Salmos 37:29).

"Espera en Jehová, y guarda su camino, y él te exaltará para HEREDAR LA TIERRA; cuando sean destruidos los pecadores, lo verás" (Salmos 37:34).

"El justo no será removido jamás; pero los impíos no habitarán LA TIERRA" (Proverbios 10:30).

"Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería HEREDERO DEL MUNDO, sino por la justicia de la fe" (Romanos 4:13).

"Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir AL LUGAR [la tierra de Canaán--Hechos 7:4] que había de recibir como herencia" (Hebreos 11:8).

"Y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y REINAREMOS SOBRE LA TIERRA" Apocalipsis 5:9).

"Y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos DEBAJO DE TODO EL CIELO, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedecerán" (Daniel 7:27).


Contenido | Tapa



27. SE ENTIENDE QUE LA TIERRA ES LA HERENCIA DE LOS SANTOS y el escenario de la obra de Dios para con la raza humana, y no "los cielos más allá del firmamento".
"Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, PARA QUE FUESE HABITADA LA CREÓ" (Isaías 45:18).
"Los cielos son los cielos de Jehová; y HA DADO LA TIERRA a los hijos de los hombres" (Salmos 115:16).
"NADIE SUBIÓ AL CIELO" (Juan 3:13).
"Varones hermanos, se os puede decir libremente del patriarca David, que murió y fue sepultado, y su sepultura está con nosotros hasta el día de hoy [...]. PORQUE DAVID NO SUBIÓ A LOS CIELOS; pero él mismo dice: Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi diestra" (Hechos 2:29, 34).
"Hijitos, aún estaré con vosotros un poco. Me buscaréis; pero como dije a los judíos, así os digo a vosotros: Adonde yo voy, VOSOTROS NO PODÉIS IR" (Juan 13:33).
"En la casa de mi Padre muchas moradas hay (1); si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis" (Juan 14:2-3).

NOTA.
(1) Este pasaje se cita por lo general en oposición a la doctrina presentada en las Proposiciones 26 y 27; pero la comparación que va a continuación mostrará que no es más que una expresión metafórica de la verdad, en completa armonía con todo lo que estamos procurando sostener.

"En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros","Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis" (Juan 14: 2, 3).
"Porque toda casa es hecha por alguno; pero el que hizo todas las cosas es Dios. Y Moisés a la verdad fue fiel en toda la casa de Dios [...],pero Cristo como hijo sobre su casa, la cual casa somos nosotros" (Hebreos 3:46).
"La casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad (1Timoteo 3:15).
"Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual" (1 Pedro 2:5).
"Miembros de la familia de Dios [...] edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo,en quien todo el edificio, bien coordinado, vacreciendo para ser un templo santo en el Señor;en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu" (Efesios 20-22).
"Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios" (Apocalipsis 3:12).

Por esto se puede ver que Cristo estaba aludiendo a ese templo simbólico, o casa de "muchas mansiones" (compuesta de los santos vivientes), que se ha de manifestar en plena gloria cuando su reino se establezca en la tierra.

Contenido | Tapa


28. EL INFIERNO. Se entiende también, por lógica, que la popular teoría del infierno y los "tormentos eternos" es ficción. Las dos palabras que la creencia popular las asocia erróneamente con el 'infierno' son "Sheol" (hebreo) y "Hades" (griego) (1), las cuales se han transliterado al castellano como Seol y Hades, según corresponda, con la sola excepción de tres casos en los cuales se ha traducido correctamente como "sepulcro" (Eclesiastés 9:10; Cantares 8:6; y 1 Corintios 15:55--Versión Reina-Valera de 1960). Una comparación de los textos que se citan a continuación mostrará que su significado es totalmente diferente del que la ignorancia y la superstición le han atribuido; que en efecto, casi sin excepción, se refiere al sepulcro.

"¡Oh, quién me diera que me escondieses en el Seol [hebreo, Sheol—sepulcro], que me encubrieses hasta apaciguarse tu ira, que me pusieses plazo, y de mí te acordaras!" (Job 14:13).

"Y no yacerán con los fuertes de los incircuncisos que cayeron, los cuales descendieron al Seol [sheol—sepulcro] CON SUS ARMAS DE GUERRA, y sus espadas puestas debajo de sus cabezas; mas sus pecados estarán sobre sus huesos, por cuanto fueron terror de fuertes en la tierra de los vivientes" (Ezequiel 32:27, compárese con Ezequiel 31:14-17).

"Los malos serán trasladados al Seol [sheol—sepulcro], todas las gentes que se olvidan de Dios" (Salmos 9:17).

"Sean avergonzados los impíos, estén mudos en el Seol [sheol—sepulcro]" (Salmos 31:17).

"Porque no dejarás mi alma en el Seol [Sheol—sepulcro. Vea como Pedro aplica este pasaje a la resurrección de Cristo—Hechos 2:27, 30-32], ni permitirás que tu santo vea corrupción" (Salmos 16:10).

"Me rodearon ligaduras de muerte, me encontraron las angustias del Seol [sheol—sepulcro]; angustia y dolor había yo hallado" (Salmos 116:3).

"Entonces oró Jonás a Jehová su Dios desde el vientre del pez, y dijo: Invoqué en mi angustia a Jehová, y él me oyó; Desde el seno del Seol [sheol—sepulcro] clamé, y mi voz oíste" (Jonás 2:1-3).

"Y en el Hades (1) alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno" (Lucas 16:23).

"Porque tu misericordia es grande para conmigo, y has librado mi alma de las profundidades del Seol [sheol—sepulcro]" (Salmos 86:13).

"Pero los que para destrucción buscaron mi alma, caerán en los sitios bajos de la tierra [sheol—sepulcro]" (Salmos 63:9).

"Y tú, Capernaum, que eres levantada hasta el cielo, hasta el Hades (2) [hades—sepulcro] serás abatida; porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en ti, habría permanecido hasta el día de hoy" (Mateo 11:25).

"Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades (3) [hades--sepulcro] no prevalecerán contra ella" (Mateo 11:23).

[David] "viéndolo antes, habló de la resurrección de Cristo, que su alma [psuche] (4) no fue dejada en el Hades [hades—sepulcro], ni su carne vio corrupción" (Hechos 2:31).

"Yo soy [...] el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades [hades—sepulcro]" (Apocalipsis 1:18).

"¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh, sepulcro [Hades], tu victoria?" (1 Corintios 15:55; véase Oseas 13:14).

"Y la muerte y el Hades [Hades—sepulcro] entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades [Hades—sepulcro] fueron lanzados al lago de fuego" (Apocalipsis 20:13-14).

NOTA.
(1) La palabra "infierno" generalmente no aparece en el Antiguo Testamento de las traducciones modernas de la Biblia, aunque sí en las versiones antiguas. La palabra original que se vertía al castellano como 'infierno' en el Antiguo Testamento es el término hebreo Sheol. Las siguientes citas tomadas de "La Biblia Contra la Tradición", pág. 188, darán luz sobre el tema:

"La palabra hebrea Sheol, en términos generales, se ha traducido adecuadamente como infierno [en versiones antiguas de la Biblia], si se quiere dar a entender lo mismo que la antigua palabra sajona infierno, el receptáculo tapado de todos los muertos, donde tanto los buenos como los malos reposan juntos en un estado de inconsciencia; pero muy inadecuadamente y muy deshonestamente, si sólo se quiere dar a entender como un símbolo del infierno "popular" y tradicional, como un lugar de tormento consciente para los inicuos. Pero nosotros, sin la menor reserva, condenamos a los traductores; porque evidentemente ellos se han esforzado por oscurecer el verdadero sentido de la palabra sheol, y por sostener el significado tradicional de infierno a expensas de la verdad y la uniformidad. Si Sheol se hubiera traducido uniformemente como hoyo o sepulcro, o el estado de los muertos, o incluso las mansiones de los muertos, nunca se le habría relacionado con una idea tan absurda como la de un lugar de tormento consciente".

La palabra hebrea Sheol se ha traducido al castellano como 'sepulcro' en Eclesiastés 9:10 y en Cantares 8:6. En todos los otros casos donde ocurre (Versión Reina-Valera, 1960) se ha transliterado como 'Seol'.

La palabra griega Hades, se ha traducido al castellano como 'sepulcro' en 1 Corintios 15:55. En todos los otros casos donde ocurre (Versión Reina-Valera, 1960) se ha transliterado como 'Hades'.

En cuanto a la palabra "infierno" en el Nuevo Testamento, citamos los siguientes comentarios sobre el término original, "Hades", por el Dr. Campbell, un comentarista presbiteriano (véase On the Gospels, [Acerca de los Evangelios] dis. 8): "En cuanto a la palabra hades, según mi criterio, nunca debería traducirse como infierno, al menos en el sentido por el cual los cristianos la entienden ahora universalmente. En el Antiguo Testamento la correspondiente palabra es sheol, que significa el estado de los muertos en general, sin tener en cuenta la bondad o maldad de las personas".

El Dr. Kitto , en su Cyclopaedia of the Bible, dice: "Hades significa literalmente aquello que está en oscuridad". Job, al describir el estado del hombre en la muerte, lo llama "la tierra de tinieblas y de sombra de muerte" (Job 10:18-22). Un cuidadoso examen llevará a la conclusión de que en estos pasajes donde ocurre la palabra hades no hay ninguna confirmación de un estado intermedio, sino que se refiere al sepulcro tanto de los justos como de los inicuos".

(2) Este pasaje, que ocurre en la parábola del hombre rico y Lázaro, invariablemente se esgrime como una prueba de la existencia del infierno de la teoría popular, a pesar de que por lo general se admite que el relato es una parábola, porque Cristo habló a los gobernantes en parábolas, "para que viendo no vean, y oyendo no entiendan" (Lucas 8:10). Si se interpreta literalmente, implica, incluso para el creyente de esa idea popular, incongruencias interminables, porque representa al cielo y al infierno divididos por una sima de (según el pensamiento popular) incalculable distancia, a pesar de que los inicuos y los buenos incluso intercambian pensamientos y mantienen conversaciones. Josefo menciona una tradición corriente entre los supersticiosos judíos que parece corresponder con la narración que dio Cristo; en realidad, Cristo parece haber fundado su narración en la tradición en referencia. Sea como fuere, es evidente que él quería expresar una importante verdad, según se ve en los versículos 29 al 31--"si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos". Dirigiéndose a los fariseos, en otra ocasión, el Señor dijo: "Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí [...]. Porque si creyeseis a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él" (Juan 5:39, 46). Todos los galardones y castigos están reservados hasta que Jesucristo juzgue a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino (2 Timoteo 4:1). El arzobispo Whately sabiamente comenta: "Parece extraño que un hombre cumpla primero su sentencia y que después sea llevado a juicio. Que primero reciba su galardón o castigo, y después (quizás muchos siglos después) sea juzgado, para ser absuelto o condenado"--Scripture Revelations of a Future State [Revelaciones de la Escritura Acerca de un Estado Futuro], por el arzobispo Whately, Discurso 4, pág. 685, 8ª edición.

(3) El Dr. Adam Clarke, al comentar este pasaje, hace las siguientes observaciones: "Quizás aquí no se quiere decir el lugar de tormento, sino más bien un estado de desolación. La palabra original es hades, de a, no, y ideir, ver--el receptáculo invisible o mansión de los muertos, equivalente al término hebreo sheol. La palabra infierno, que se usa en la traducción común, expresa ahora un significado incorrecto de la palabra original, porque infierno se usa sólo para dar a entender el lugar de los condenados. [...]. Aquí significa un estado de la mayor calamidad, ruina, y desolación a lo que serían reducidas estas ciudades impenitentes. La predicción de nuestro Señor se cumplió literalmente, porque en las guerras entre los romanos y los judíos, estas ciudades quedaron totalmente destruidas, de tal manera que en el presente no se encuentran vestigios de Betsaida, Corazín, o Capernaum".--Commentary [Comentario].

(4) Parkhurst dice: "La expresión ‘las puertas del hades’ puede ser siempre alusiva a los sepulcros judíos, los cuales eran grandes cuevas con una entrada angosta, muchos de los cuales se pueden hallar en Judea"--Greek Lexicon [Lexicón Griego].

(5) En la versión siríaca, la palabra griega psuche, traducida como alma, se vierte como Él, según el Dr. Murdock. "Y él previéndolo, habló de la resurrección del Mesías, que ÉL no fue dejado en el sepulcro ni su cuerpo vio corrupción". Esto deja de inmediato el pasaje claro e inteligible.

Contenido | Tapa


28a. Hay otra clase de textos en los cuales ocurre la palabra "infierno", que tienen que entenderse de manera diferente a los pasajes citados en la sección anterior. En estos, la palabra original es Gehenna. (1) Sin embargo, una referencia a los pasajes y notas que van a continuación mostrarán que dan tan poco apoyo al infierno de la teología popular como aquellos en los cuales las palabras "Seol" o "Hades" sencillamente significan sepulcro. Gehenna se refiere a un lugar de la tierra de Israel, que, en tiempos pasados, fue el escenario de aplicación de castigos judiciales, y que de nuevo volverá a serlo a mayor escala.

"Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno (2) [Gehenna, valle de Hinnom], al fuego que no puede ser apagado" (Marcos 9:43).

"Y saldrán, y verán los cadáveres de los hombres que se rebelaron contra mí; porque su gusano nunca morirá, ni su fuego se apagará, y serán abominables a todo hombre" (Isaías 66:24).

"Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma [psuche—vida] no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma [psuche—vida] y el cuerpo en el infierno (3) [Gehenna]" (Mateo 10:28).

"Como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquellos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno" (4) (Judas 7).

"Porque es día de venganza de Jehová, año de retribuciones en el pleito de Sión. Y sus arroyos se convertirán en brea, y su polvo en azufre, y su tierra en brea ardiente. No se apagará de noche ni de día, perpetuamente subirá su humo; de generación en generación será asolada, nunca jamás pasará nadie por ella" (Isaías 34:8-10; véase Jeremías 7:17-20, 27; 2 Crónicas 34:25).

"Su aventador está en su mano, y limpiará su era; y recogerá su trigo en el granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará" (Mateo 3:12).

"Los pondrás como horno de fuego en el tiempo de tu ira; Jehová los deshará en su ira, y fuego los consumirá" (Salmos 21:9).

"Alcanzará tu mano a todos tus enemigos; tu diestra alcanzará a los que te aborrecen. Los pondrás como horno de fuego en el tiempo de tu ira; Jehová los deshará en su ira, y fuego los consumirá" (Salmos 21:8-9).

"Los pecadores se asombraron en Sión, espanto sobrecogió a los hipócritas. ¿Quién de nosotros morará con el fuego consumidor? ¿Quién de nosotros habitará con las llamas eternas?" (Isaías 33:14).

"Porque nuestro Dios es fuego consumidor" (Hebreos 12:29).

"Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y NO LES DEJARÁ NI RAÍZ NI RAMA. Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada. Hollaréis a los malos, LOS CUALES SERÁN CENIZA BAJO LAS PLANTAS DE VUESTROS PIES, en el día en que yo actúe, ha dicho Jehová de los ejércitos" (Malaquías 4:1-3).

"Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la MUERTE SEGUNDA" (Apocalipsis 21:8).

"Quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas SON DIGNOS DE MUERTE, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican" (Romanos 1:32).

"Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno [aquí la palabra no es hades, sino tartarus (5)] los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio" (2 Pedro 2:4; Judas 2).

NOTAS. (1) Parkhurst dice: "La Septuaginta vierte como Gehenna la palabra hebrea Gaihenna (Josué 18:6). De modo que Gehenna en el Nuevo Testamento es de igual manera una corrupción de las dos palabras hebreas: Gai, un valle, y Hinom, el nombre de una persona que una vez fue su propietario. Este valle de Hinom se encuentra cerca de Jerusalén, y había sido el lugar de aquellos sacrificios abominables en el cual los judíos idólatras quemaban vivos a sus hijos en honor de Moloc, Baal, o del sol. Un lugar en particular en este valle se llamaba Tofet, y el valle mismo se conocía como el valle de Tofet, con referencia al ardiente horno en el cual quemaban a sus hijos en honor de Moloc (2 Reyes 23:10; 2 Crónicas 28:3)"--Greek Lexicon [Lexicón Griego].

(2) Parkhurst señala acerca de este versículo: "Nuestro Señor parece aludir a los gusanos que continuamente devoraban los cadáveres que eran lanzados al valle de Hinom (es decir, el Gehenna), y al fuego que se mantenía ininterrumpidamente para consumirlos; un lugar de abominable inmundicia y contaminación"--Greek Lexicon [Lexicón Griego].

(3) En este Gehenna fue destruido el ejército de Senaquerib (2 Reyes 19:35). También está escrito acerca de este valle, denominado también el valle de la matanza. "He aquí vienen días, dice Jehová, que este lugar no se llamará más Tofet, ni valle del hijo de Hinom, sino Valle de la Matanza. Y desvaneceré el consejo de Judá y de Jerusalén en este lugar, y les haré caer a espada delante de sus enemigos, y en las manos de los que buscan sus vidas" (Jeremías 19:6-7; 7:30-34). En este valle de Hinom (es decir, Gehenna) vino un juicio sobre los ejércitos de Asiria por oprimir a Israel (véase Isaías 30:31-33; 10:5, 24, 25). Y cuando el Señor sea revelado desde el cielo, el valle de Hinom volverá a ser el escenario de futuros juicios; primero sobre sus siervos infieles (Mateo 25:32-41), y finalmente sobre aquellas naciones que suban contra Jerusalén (Zacarías 12:2-3; Joel 3:2, 12).

(4) Mateo, que escribió en hebreo, usó la expresión alma y cuerpo para abarcar al ser completo, que sólo Dios podría matar para que nunca sea resucitado a vida otra vez. Pero Lucas (12:4, 5), que escribió en griego más puro, en relación con el mismo discurso, omite el término alma. El Rev. W. G. Moncrieff, de Edimburgo, observa que: "El único modo legítimo de interpretar el texto es, en nuestra opinión, entender que está afirmando que sólo Dios puede destruir un alma, una vida, la existencia de un ser humano, para siempre; y que este será el destino de todos los apóstatas y de todos los impíos. Las persecuciones pueden destruir la vida de un cristiano ahora, y por una corta temporada, pero, en "el día postrero", será resucitado a gloria, honor e inmortalidad". Cuando Dios destruye a un hombre, un alma, una vida, o un ser viviente en el Gehenna, éste es apagado para siempre; después de la segunda muerte no ha de haber ninguna resurrección".--Bible Versus Tradition [La Biblia Contra la Tradición].

(5) Parkhurst dice: "La palabra griega tartarus, traducida como infierno en 2 Pedro 2:4, significa, en un sentido físico, los límites o bordes de la creación material"--Greel Lexicon [Lexicón Griego].

Contenido | Tapa


29. Si el infierno de la creencia popular no es más que una invención de la imaginación, puede preguntarse: ‘¿Cuál es, entonces, el destino de los inicuos según la Escritura?’ La respuesta, justificada por los testimonios antes citados, y los que se citan a continuación, es que serán destruidos en el sentido de que su existencia será aniquilada totalmente y para siempre por el juicio divino.

"Mas los impíos perecerán, y los enemigos de Jehová como la grasa de los carneros serán consumidos; SE DISIPARÁN COMO EL HUMO" (Salmos 37:20).

"Porque cercano está el día de Jehová sobre todas las naciones [...]. De la manera que vosotros bebisteis en mi santo monte, beberán continuamente todas las naciones; beberán, y engullirán, y serán COMO SI NO HUBIERAN SIDO" (Abdías 15-16).

"Pues de aquí a poco no existirá el malo; observarás su lugar, y no estará allí" (Salmos 37:10).

"Espera en Jehová, y guarda su camino, y él te exaltará para heredar la tierra; cuando sean destruidos los pecadores, lo verás [...]. Mas los transgresores serán todos a una destruidos; la posteridad de los impíos será extinguida" (Salmos 37:34, 38).

"Los cuales sufrirán pena de ETERNA PEDICIÓN, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder, cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron" (2 Tesalonicenses 1:9-10).

"Que la alegría de los malos es breve, y el gozo del impío por un momento [...]. COMO ESTIÉRCOL, PERECERÁ PARA SIEMPRE; los que le hubieren visto dirán: ¿Qué hay de él? Como sueño volará, y no será hallado, y se disipará como visión nocturna" (Job 20:5-8).

"Pero estos, hablando mal de cosas que no entienden, como animales irracionales, NACIDOS PARA PRESA Y DESTRUCCIÓN, perecerán en su propia perdición" (2 Pedro 2:12; Job 20:4-7).

"Jehová guarda a todos los que le aman, mas DESTRUIRA A TODOS LOS IMPIOS" (Salmos 145:20).

"Sean CONSUMIDOS DE LA TIERRA los pecadores, y los impíos dejen de ser" (Salmos 104:35).

"Que el malo es preservado en EL DIA DE LA DESTRUCCION. Guardado será EN EL DIA DE LA IRA" (Job 21:30; Mateo 3:11-12).

"Porque para Dios somos grato olor de Cristo en los que se salvan, y en los que se pierden; a estos ciertamente olor de MUERTE PARA MUERTE, y a aquellos olor de vida para vida" (2 Corintios 2:15-16).

"El que menosprecia el precepto PERECERÁ POR ELLO; mas el que teme el mandamiento será recompensado" (Proverbios 13:13).

"E irán éstos al castigo eterno (1), y los justos a la vida eterna" (Mateo 25:46).

NOTA.
(1) La traducción literal del pasaje es: "Y éstos irán (eis kolasin aionion) a la eliminación por la eternidad; pero los justos (eis zoen aionion) a la vida por la eternidad" (Mateo 25:46). La palabra hebrea "olahm" corresponde a las palabras griegas "aion"—eternidad, y "aionos"—perteneciente a la eternidad. Parkhusrt dice: "[aion] denota duración o continuidad de tiempo con gran variedad" –Greek Lexicon. Liddell y Scott vierten la palabra aion de la siguiente manera: "Un espacio o período de tiempo, especialmente un tiempo de vida; también el tiempo de vida de uno, edad, generación, período definitivo, un prolongado espacio de tiempo, eternidad", etc. En la Versión Común las palabras "perpetuo, eterno, para siempre, por siempre" se dan por lo general como equivalentes de aion. A pesar de que en la mayoría de los casos esta traducción es prácticamente correcta, debe observarse que incluso estas palabras no siempre representan la idea de duración ilimitada. Su alcance se determina únicamente por el tema al cual se les relaciona. Unos pocos ejemplos bastarán para mostrar esto:

1 – Duración Ilimitada:

"El Dios eterno" (Romanos 16:26).
"El Rey de los siglos [...], el único y sabio Dios" (1 Timoteo 1:17).
"Mas tú, Jehová, para siempre eres Altísimo" (Salmos 92:8).
"Pero Jehová permanecerá para siempre" (Salmos 9:7).

2 – Duración Limitada:

"Y su unción les servirá por sacerdocio perpetuo, por sus generaciones" (Éxodo 40:15: Números 25:13).
"Porque cambiado el sacerdocio" (Hebreos 7:12).
"Como Sodoma y Gomorra [...] sufriendo el castigo del fuego eterno" (Judas 7).
"Cuidaréis siempre de ponerlos por obra, y no temeréis a dioses ajenos" (2 Reyes 17:37).
"Entonces Daniel respondió al rey: Oh, vive para siempre" (Daniel 6:21).
"Porque quizás para esto [Onésimo] se apartó de ti por algún tiempo, para que le recibieses para siempre" (Filemón 15).

3 – Con principio, pero sin fin:

"Y cualquiera que haya dejado casas [...], heredará la vida eterna" (Mateo 19:29).
"Y esta es la promesa que él nos hizo, la vida eterna" (1 Juan 2:25).
"Yo soy [...] el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén" (Apocalipsis 1:18).

En los textos siguientes, la frase "fin del mundo" debería ser literalmente "fin del aion, es decir, generación" (refiriéndose en la mayoría de los casos a la dispensación judía); véase Mateo 13:39; 24:3; 28:20; Hebreos 9:26; 1 Corintios 10:11. "A él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén" (Efesios 3:21).

Contenido | Tapa


30. Hay una clase que forma con largueza la mayor parte del género humano, que nunca han oído el evangelio, y que se hallan sumergidos en la ignorancia y la brutalidad. ¿Qué se ha de hacer con ellos? La teología popular dice, algunas veces, que se irán al infierno; y en otras ocasiones, que serán admitidos en el cielo. La primera suposición es una vejación a la justicia; la segunda viola todos los principios divinos. Nosotros afirmamos, basados en la validez de los pasajes siguientes, que ellos están eximidos de responsabilidad, y que se extinguirán en la muerte, como si nunca hubiesen existido. NUNCA VERÁN LA LUZ DE LA RESURRECCIÓN.

"Jehová Dios nuestro, otros señores fuera de ti se han enseñoreado de nosotros [...]. Muertos son, no vivirán; han fallecido, NO RESUCITARÁN; porque los castigaste, y DESTRUISTE y deshiciste todo su recuerdo" (Isaías 26:13-14).

"En medio de su calor les pondré banquetes, y haré que se embriaguen, para que se alegren, y duerman eterno sueño y no despierten, dice Jehová" (Jeremías 51:39).

"El hombre que se aparta del camino de la sabiduría [entendimiento] VENDRÁ A PARAR EN LA COMPAÑÍA DE LOS MUERTOS" (Proverbios 21:16; Jeremías 51:57).

"El pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a TODOS LOS HOMBRES, por cuanto todos pecaron" (Romanos 5:12)

"Ya no andéis como los otros gentiles, [que tienen] el entendimiento entenebrecido, AJENOS DE LA VIDA DE DIOS por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón" (Efesios 4:17-18).

Si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden ESTÁ ENCUBIERTO" (2 Corintios 4:3).

"El hombre que está en honra y NO ENTIENDE, semejante es a las bestias QUE PERECEN" (Salmos 49:20).

"Ha de haber resurrección de los muertos, así de justos como de injustos [a la venida de Cristo]" (Hechos 24:15).

"[El] Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos EN SU MANIFESTACIÓN y en su reino" (2 Timoteo 4:1).

"Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo" (2 Corintios 5:10).

"Todos compareceremos ante el tribunal de Cristo [...]. De manera que cada uno de nosotros DARÁ A DIOS cuenta de sí" (Romanos 14:10-12).

Contenido | Tapa


31. CUANDO JESUCRISTO REGRESE DEL CIELO PARA ESTABLECER SU REINO EN LA TIERRA, primeramente convocará a juicio ante él a la totalidad de aquellos que profesan ser su casa. Hará que los que están muertos emerjan del polvo, y los congregará con los vivos ante su presencia. Fieles e infieles serán congregados juntos ante su tribunal con el propósito de determinar, después de que hayan rendido cuenta, quién es digno de ser investido con la inmortalidad y promovido al reino, y quién merece ser rechazado y consignado a corrupción después del castigo. (Esto excluye la idea que se crea por una lectura superficial del testimonio apostólico, de que no hay juicios para los santos, y que la resurrección a la venida de Cristo se limitará a los aceptados, los cuales, según esta teoría, despiertan a incorrupción e inmortalidad (1) instantáneas).

"De toda palabra ociosa [perversa] que hablen los hombres, de ella DARÁN CUENTA en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado" (Mateo 12:36-37).

"Todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieren lo bueno, saldrán a resurrección [a recibir] de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección [a recibir] de condenación" (Juan 5:28-29).

"Porque el que siembra para su carne, de la carne SEGARÁ (después del juicio) corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu SEGARÁ (después del juicio) vida eterna" (Gálatas 6:8).

"Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que EN SU VENIDA no nos alejemos avergonzados" (1 Juan 2:28).

"Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así" (Mateo 24:46).

"Si aquel siervo malo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir [...], VENDRÁ el señor del aquel siervo en día que éste no espera [...] y lo castigará duramente" (Mateo 24:48-51). El Hijo del Hombre se avergonzará también de él, CUANDO VENGA en la gloria de su Padre con sus santos ángeles" (Marcos 8:38).

"Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y ENTONCES pagará A CADA UNO [siervos buenos y malos] conforme a sus obras" (Mateo 16:27).

"Asimismo el reino de los cielos es semejante a una red, que echada en el mar, recoge de toda clase de peces, y una vez llena, la sacan a la orilla; y sentados, recogen lo bueno en cestas, y lo malo echan fuera. Así será al fin del siglo [generación): saldrán los ángeles, y apartarán a los malos [para destruirlos] de entre los justos [para que se les pueda dar vida eterna]" (Mateo 13:47-49).

"Y pondrá a las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo [...]. Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno [aionian] [...]. E irán éstos al castigo eterno, y los justos [tendrán] a la vida eterna eterna" (Mateo 25:31-46; Daniel 12:2).

"Aconteció que vuelto ÉL, después de recibir EL REINO, mandó llamar ante él a aquellos siervos a los cuales había dado el dinero, para saber lo que había negociado cada uno" (Lucas 19:15).

"Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos" (Lucas 13:25-30).

"Está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto [es decir, cuando la resurrección ponga término al estado de muerte] el juicio" (Hebreos 9:27; Apocalipsis 22:11-12). "Ellos DARÁN cuenta al que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos" (1 Pedro 4:5; 1:17; 1 Corintios 3:13; Apocalipsis 11:18; Juan 12:48).

"Porque nosotros que vivimos, siempre estamos entregados a muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en NUESTRA CARNE MORTAL" (2 Corintios 4:11).

"Para que tengamos CONFIANZA en el día del juicio" (1 Juan 4:17).

"Así que no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones" (1 Corintios 4:5).

NOTA.
(1) Esta idea se basa principalmente en 1 Corintios 15:42-44, 52. "Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra [speireta] en corrupción, resucitará en incorrupción. Se siembra [speireta] en deshonra, resucitará en gloria; se siembra [speireta] en debilidad, resucitará en poder. Se siembra [speireta] cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual [...], y los muertos serán resucitados incorruptibles". Sobre esta porción de las Escrituras citamos los siguientes excelentes comentarios tomados de Anastasis, una obra acerca de la resurrección, publicada por el Dr. Thomas: "Esta no es la forma de las palabras correctas que dijo Pablo. Él dice: 'Los muertos [o nekroi] serán reconstruidos [egerthesontai] incorruptibles'. Esto creo y enseño. Él no dijo 'oi nekroi anastesontai--los muertos se levantarán incorruptibles. Él no enseña semejante anastasis o levantamiento como este: porque tanto los justos como los injustos se levantarán, pero ellos no se levantarán incorruptibles; serán sólo aquellos de entre ellos, que así lo ameriten, los que llegarán a ser incorruptibles cuando se haya completado su reconstrucción revistiéndose de incorruptibilidad y vida, o vistiéndose con su casa que es del cielo, cuando sean vivificados por el espíritu, porque las cuentas que han rendido satisfacen al juez".

Contenido | Tapa


32. El BAUTISMO es un acto de obediencia que se requiere de todos aquellos que creen en el evangelio. Es una inmersión corporal en el agua, y no una aspersión en el rostro o en la cabeza. Su aplicación a niños pequeños, en cualquier forma, no tiene autorización bíblica y es inútil (1); se debe aplicar únicamente a aquellos que tienen suficiente entendimiento para creer el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo. Para los tales el bautismo es el medio visible de esa unión (legal) con Cristo, la cual es preparatoria para una asimilación perfecta en la resurrección. Por lo tanto, es necesario para la salvación.

"Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, (2) será salvo; mas el que no creyere, será condenado" (Marcos 16:15-16).

"Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere del agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios" (Juan 3:5).

"Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo [...]. Así que, los que recibieron la palabra fueron bautizados" (Hechos 2:38-41).

"Pero cuando [la gente de Samaria] creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban HOMBRES Y MUJERES" (Hechos 8:12).

"Y mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y LE BAUTIZÓ" (Hechos 8:38).

"Y levantándose [Pablo, después de su conversión], FUE BAUTIZADO" (Hechos 9:18).

"Lidia [...] fue BAUTIZADA, y su familia" (Hechos 16:15).

"El carcelero [en Filipos] [...] en seguida se BAUTIZÓ él con todos los suyos [...], y se regocijó con toda su cada de haber creído a Dios" (Hechos 16:27, 33, 34).

"Cuando [doce hombres en Efeso] oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús" (Hechos 19:5).

"El BAUTISMO que corresponde a esto AHORA NOS SALVA (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo" (1 Pedro 3:21).

"¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido BAUTIZADOS EN SU MUERTE? Porque SOMOS SEPULTADOS JUNTAMENTE CON ÉL PARA MUERTE POR EL BAUTISMO, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección" (Romanos 6:3-5).

"Porque todos los que habéis sido BAUTIZADOS EN CRISTO, de Cristo estáis revestidos [...]. Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa" (Gálatas 3:27-29).

NOTA. (1) Las aspiraciones de los niños, desde un punto de vista bíblico, a una posición religiosa sin tener en cuenta la inteligencia y la fe, se fundan por lo general en Mateo 19:14--Jesús dice: "Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos". Sin embargo, estas palabras de Cristo no pueden tener un significado distinto al de sus otras expresiones: "Si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos" (Mateo 18:3). "El que no recibe el reino de Dios como un niño, no entrará en él" (Marcos 10:15). Pablo expresa la misma idea: "SED NIÑOS en la malicia" (1 Corintios 14:20). Si las palabras de Cristo en Mateo 19 se han de entender literalmente, significaría esto: que el reino de Dios va a consistir en bebés y niños pequeños, y que, por lo tanto, tanto hombres como mujeres no tendrían cabida. Su verdadero significado es que el reino está reservado para aquellos que tienen una disposición semejante a niños. Estos, en el lenguaje de las Escrituras, son "bebés y niños pequeños". De ahí que Jesús, al hablar acerca de sus discípulos, diga: "Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las has revelado a los niños" (Lucas 10:21). De nuevo, hablándoles a ellos, dice: "Hijitos, aún estaré con vosotros un poco" (Juan 13:33).

(2) Baptizo se usa en el sentido de inmersión, pero nunca en el sentido de aspersión o rociadura. La palabra bautizar no es un término castellano, sino que en realidad es una forma castellana del vocablo griego baptizo, el cual no se tradujo sino que se transfirió a nuestro idioma como bautizar. Si la palabra baptizo se hubiera traducido, como debió haber sido, no habría en el presente ninguna controversia sobre este asunto. El profesor Stewart dice que Baptizo significa sumergir, zambullir, o hundir en cualquier líquido. Puede añadirse que esto ocurre "especialmente en el arte del teñido, donde el propósito es producir un cambio de color".

Contenido | Tapa


33. Es habitual basarse en las cifras para decidir asuntos de creencia religiosa. Esta tendencia se expresa en la pregunta: '¿Pueden estar equivocados tantos cientos de miles de personas, incluyendo miles de clérigos y ministros religiosos'? Como respuesta general a esto, invitamos su atención a los siguientes testimonios, los que declaran que son pocos los que reciben la verdad.

"Entrad `por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espaciosos el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella" (Mateo 7:13).

"Estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y POCOS SON LOS QUE LA HALLAN" (Mateo 7:14).

"Porque muchos son llamados, y POCOS ESCOGIDOS" (Mateo 22:14).

"Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?" (Santiago 2:5).

"Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles [lo que] escogió Dios" (1 Corintios 1:26-27).

"Porque la SABIDURÍA DE ESTE MUNDO es insensatez para con Dios" (1 Corintios 3:19).

"Lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil de mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es" (1 Corintios 1:27-28).

"Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino POR LOS QUE ME DISTE; porque tuyos son [...]. Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos" (Juan 17:9, 20).

"Porque de ESTA SECTA nos es notorio que en todas partes se habla contra ella" (Hechos 28:22).

"Bienaventurados seréis cuando los hombres os aborrezcan, y cuando os aparten de sí, y os vituperen, desechen vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del Hombre" (Lucas 6:22).

"Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados [...]. Pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence" (1 Pedro 4:14, 16).

"Yo les he dado tu palabra, y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo" (Juan 17:14).

Contenido | Tapa


34. La verdadera prueba que debe aplicarse para determinar la verdad religiosa es la que se da en Isaías: "¡A LA LEY Y AL TESTIMONIO! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les HA AMANECIDO" (8:20). Este principio se aplica extensamente en la clasificación del testimonio de la Escritura que contiene este folleto en su totalidad. Para dejar más en claro este asunto, a continuación se presenta una tabulación del contraste que hay entre la tradición popular y la palabra de Dios:

La Tradición popular La Palabra de Dios

"Puedo imaginar que cuando un hombre muere s úbitamente , una de las primeras emociones que él experimenta en el otro mundo será de sorpresa [...]. Él mira a su alrededor, y exclama: ‘¡Oh, qué gloria, qué resplandeciente aquel trono!' Él escucha arpas de gloria, y apenas puede creer que es cierto. 'Yo, el principal de los pecadores, y no obstante estoy en el cielo' ', y entonces, cuando está consciente de que verdaderamente está en el cielo , exclama: ‘¡Oh, qué gozo eterno!'."

( C. H. Spurgon, Sermón Nº 349, pág. 311).

" Nadie subió al cielo " (Juan 3:13).

"Porque David no subió a los cielos " (Hechos 2:34).

"En cuanto a mí, veré tu rostro en justicia; estaré satisfecho cuando despierte a tu semejanza " (Salmos 17:15).

"Alabaré a mi Creador con mi aliento, Y cuando mi voz se pierda en la muerte , Alabaré que yo pueda emplear mis poderes más nobles"

( Dr. Watts ).

"Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya ; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol" (Eclesiastés 9:5-6).

"Pues sale su aliento, y vuelve a la tierra; en ese mismo día PERECEN SUS PENSAMIENTOS" (Salmos 146:4).

" No alabarán los muertos a JAH, ni cuando descienden al silencio" (Salmos 115:17).

Porque en la muerte no hay memoria de ti; en el Seol [sepulcro], ¿quién te alabará? (Salmos 6:5).

"Las almas de los creyentes al morir pasan inmediatamente a la gloria".-- Meth. and Presby. Catechism [Catecismo Metodista y Presbiteriano].

"Dios redimirá mi vida del poder del SEOL [sepulcro]" (Salmos 49:15).

"Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en EL DIA POSTRERO" (Juan 6:39; 11:24:1 Tesalonicenses 4:13-16).

Y tú [Daniel] irás hasta el fin, y reposarás , y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días " (Daniel 12:13; Job 19:25).

"Contigo reinaremos ,
Contigo resucitaremos,
Y reinos ganaremos,
Más allá del firmamento".

"Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra" (Mateo 5:5)

" Más allá de los límites del tiempo y el espacio, está la morada segura de los santos"

( Dr. Watts ).

"Un alma inmortal que salvar,
Y para el cielo adecuar"

( Chas. Wesley ).

"Y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra " (Apocalipsis 5:10).

"Y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos DEBAJO DE TODO EL CIELO, sea dado al pueblo de los santos del altísimo" (Daniel 7:27).

"Hasta las cortes donde moran los ángeles, Asciende triunfante hasta allá; O los diablos la precipitan hasta el infierno ,

En infinita desesperación" ( Dr. Watts ).

"El alma que pecare, esa morirá" (Ezequiel 18:4, 20).

"Jehová [...] humilla a los impíos hasta la tierra " (Salmos 147:6).

"Cuando la pobre alma se encuentre en las manos de furiosos demonios, parecerá en aquel primer momento como si hubiera estado sedienta por mil años. Grande será su sorpresa: ‘¿Y estoy--dirá--realmente aquí? Yo estaba en las calles de Londres tan sólo hace un momento ; yo estaba cantando una canción tan sólo hace un instante ; ¡y aquí estoy en el infierno! " ( Chas. H. Spurgon , Sermón Nº 369, pág. 312).

"Que el malo es preservado en el día de la destrucción. Guardado será en el día de la ira " (Job 21:30).

"Por lo tanto, DIOS MISMO ESTA PRESENTE en el infierno para ver que el castigo de estos rebeldes contra su gobierno, sea adecuado para la inmensidad de su culpa; esta ardiente indignación quema, y su furia encendida alimenta la llama de su tormento, mientras SU PODEROSA PRESENCIA y acción los mantiene vivos , y vuelve todos sus poderes agudamente sensibles, poniendo así el más cortante filo sobre su herida, haciéndolo cada vez más intolerable. Él ejercerá todos sus atributos divinos para hacerlos tan desdichados por toda la eternidad como lo permita la naturaleza de ellos".-- Benson , The Methodist Commentator [El Comentarista Metodista].

"Como es lanzado el humo, los lanzarás; como se derrite la cera delante del fuego, así perecerán los impíos DELANTE DE DIOS " (Salmos 68:2).

"Mas los impíos perecerán , y los enemigos de Jehová como la grasa de carneros serán consumidos; se disiparán como el humo " (Salmos 37:20).

"Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama [...]. Hollaréis a los malos, los cuales SERAN CENIZA bajo las plantas de vuestros pies , en el día en que yo actúe, ha dicho Jehová de los ejércitos" (Malaquías 4:1, 3).

"¡ Oh, el miserable estado de los condenados! En él ellos profieren tantas blasfemias contra Dios como las felices almas en el cielo dan gritos de aleluya alabándolo".-- Am. Tract Soc., Nº 277.  

 

"PUES EN VANO ME HONRAN, ENSEÑANDO COMO DOCTRINAS, MANDAMIENTOS DE HOMBRES" (Mateo 15:9).

"SI ALGUNO HABLA, HABLE CONFORME A LAS PALABRAS DE DIOS" (1 Pedro 4:11).

Contenido | Tapa


35. La persona de mente reflexiva, a la cual puede haberle causado alguna impresión el testimonio que se ha citado en las treinta y cuatro secciones precedentes, se preguntará: ¿Cómo es posible que en una época en que la Biblia circula tan libremente, y es honrada a escala mundial, esté tan descarriado el mundo religioso? Sin intentar indicar en esta limitada obra el proceso por el cual se ha llegado a esta situación, dirigimos su atención al hecho evidente que se muestra en las citas bíblicas que se indican a continuación, que la verdad de la profecía apostólica requiere que el mundo esté en el presente en un estado de apostasía completa y universal.

"En los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, y diciendo: ¿DÓNDE ESTÁ LA PROMESA DE SU ADVENIMIENTO? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación" (2 Pedro 3:3-4).

"Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, SE AMONTONARÁN MAESTROS conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído Y SE VOLVERÁN A LAS FÁBULAS" (2 Timoteo 4:3-4).

"Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe (1) [ten pistin, LA fe] en la tierra?" (Lucas 18:8).

"Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe [tes pistios], escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, PROHIBIRÁN CASARSE, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos LOS CREYENTES Y LOS QUE HAN CONOCIDO LA VERDAD" (1 Timoteo 4:1-3).

"Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos" (Hechos 20:29-30).

"Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean LA MENTIRA" (2 Tesalonicenses 2:11).

"Porque ya está en acción [en los días de Pablo] el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él [el paganismo] a su vez sea quitado de en medio. Y entonces se manifestará aquel inicuo [el Papado], a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida" (2 Tesalonicenses 2:7-8).

"Y en su frente [la frente de la mujer que representa a la Roma papal--véase Apocalipsis 17:18] un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE [el Papado], LA MADRE DE LAS RAMERAS [es decir, las religiones del Estado] Y DE LAS ABOMINACIONES [las innumerables sectas] DE LA TIERRA" (Apocalipsis 17:5).

"Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones" (Isaías 60:2).

"Como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que el diluvio se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre" (Mateo 24:37-39).

NOTA
(1)La traducción literal de las palabras griegas "ten pistin" es LA FE. Cuando Cristo venga, él encontrará fe en gran abundancia, en el sentido abstracto, (porque hay muchas fe, religiones, y credos falsos en el mundo; pero él piensa, por su pregunta, que difícilmente hallará LA fe, a saber, aquella a la que los apóstoles aluden como sólo "una fe" (Efesios 4:5); "la fe que ha sido una vez dada a los santos" Judas 3). "La palabra verdadera del evangelio" (Colosenses 1:5). "Una misma esperanza de vuestra vocación" (Efesios 4:4). "La esperanza de Israel" (Hechos 28:20). "Este evangelio del reino" (Mateo 24:14; Daniel 7:27; en otras palabras, LA FE comprendida en "EL EVANGELIO DEL REINO DE DIOS Y EL NOMBRE DE JESUCRISTO" (Hechos 8:12; 19:8; 28:23, 31).
Contenido | Tapa



36. Es una creencia común que la liberación del mundo de la situación descrita en los testimonios precedentes se ha de efectuar por la predicación del evangelio. (1) Lo erróneo de esta idea quedará en evidencia en los siguientes testimonios que enseñan que eso ha de ser el resultado de la intervención divina:

"A TI vendrán naciones desde los extremos de la tierra, y dirán: Ciertamente mentira poseyeron nuestros padres, vanidad, y no hay en ellos provecho [...]. Por tanto, he aquí les enseñaré esta vez, les haré conocer mi mano y mi poder, y sabrán que mi nombre es Jehová" (Jeremías 16:19-21).

"Porque luego que hay juicios tuyos en la tierra, LOS MORADORES DEL MUNDO APRENDEN JUSTICIA" (Isaías 26:9).

Y Jehová de los ejércitos hará en este monte a todos los pueblos banquete de manjares suculentos [...]. Y destruirá en este monte la cubierta con que están cubiertos todos los pueblos, y el velo que envuelve a todas las naciones" (Isaías 25:6-7).

"Así ha dicho Jehová de los ejércitos: En aquellos días acontecerá que diez hombres de las naciones de toda lengua tomarán del manto a un judío, diciendo: Iremos con vosotros, porque hemos oído que Dios está con vosotros. Y vendrán muchos pueblos y fuertes naciones a buscar a Jehová de los ejércitos, y a implorar el favor de Jehová" (Zacarías 8:23, 22; Miqueas 5:2; Isaías 2:3).

"Y todos los que sobrevivieren de las naciones que vinieron contra Jerusalén, subirán de año en año para adorar al Rey, a Jehová de los ejércitos, y a celebrar la fiesta de los tabernáculos" (Zacarías 14:16).

"Porque la tierra será llena del conocimiento de la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar" (Habacuc 2:14).

NOTA.
(1) Existe un concepto erróneo acerca de los objetivos por los cuales se instituyó la predicación del evangelio. El apóstol Santiago declara que el objetivo es "tomar de [los gentiles] pueblo para su nombre" (Hechos 15:14). Las palabras de Cristo sobre el tema son sustancialmente idénticas: "Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin" (Mateo 24:14). Crisóstomo, que escribió en el siglo cuarto, hizo las siguientes observaciones sobre este pasaje: "Pon mucha atención a lo que lees. Él no dijo cuando todos los hombres hayan creído en él, sino cuando haya sido predicado a todos. Por eso también dijo que sería para testimonio a todas las naciones, mostrando que él no esperará hasta que los hombres crean, para que él venga, ya que la frase "para testimonio" tiene este significado--para acusación, para reprobación, para condenación de aquellos que no han creído".

Contenido | Tapa


En conclusión, está cerca el tiempo en que ocurrirán los grandes acontecimientos bosquejados en las Escrituras de la Verdad, y presentados en este folleto. Sugerimos al lector las obras anunciadas aquí como evidencia de que nos estamos acercando al tiempo de la venida. Que el lector se sienta estimulado a aceptar LA VERDAD que aquí se ha presentado, y sea hallado digno de la herencia que entonces se ha de manifestar.-- Amén.

"ESCUDRIÑAD LAS ESCRITURAS" (Juan 5:39)

"EXAMINADLO TODO; RETENED LO BUENO" (1 Tesalonicenses 5:21)

<< Una Declaración...
<< Página Inicial