La Llave Para Entender la Biblia

Capítulo 17
Qué Es El Evangelio?
¿Debe Uno Creer En Él Para Ser Salvo?
¿Qué Dice La Biblia?


Si uno entiende el plan y propósito de Dios para con esta tierra, no es difícil entender el evangelio. El propósito de Dios se declara en Habacuc 2:14: "Porque la tierra será llena del conocimiento de la gloria de Jehová"

¿Quién formó la tierra? "Él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy Jehová, y no hay otro" (Isaías 45:18). ¿Será destruida la tierra? "Generación va, y generación viene; mas la tierra siempre permanece" (Eclesiastés 1:4). "Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad" (Mateo 5:5). "Los justos heredarán la tierra, y vivirán para siempre sobre ella" (Salmos 37:29). "Porque los malignos serán destruidos, pero los que esperan en Jehová, ellos heredarán la tierra" (Salmos 37:9).

EL EVANGELIO--¿QUÉ ES?

Pablo dijo en Romanos 1:16: "Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego". Lector, hágase esta pregunta: Si el evangelio es el poder de Dios para salvación, ¿hay algún otro poder que salve? ¿Predicó Jesús el evangelio? "Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios" (Marcos 1:14). En Lucas 4:18 leemos: "El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres". Lea ahora el versículo 43 donde él les dijo: "Es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios; porque para esto he sido enviado". Predicar el evangelio es predicar el reino de Dios. En Lucas 8:1 leemos: "Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los doce con él". Lea ahora Lucas 9:2: "Y los envió [a los doce] a predicar el reino de Dios". Me pregunto si lo hicieron. Sáltese al sexto versículo y leamos: "Y saliendo [los doce], pasaban por todas las aldeas, anunciando el evangelio"--aquellos que en el presente predica el evangelio, hablará a la gente acerca de un reino, referente al cual Jesús enseñó a sus discípulos a orar así: "Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra" (Mateo 6:10. Vea también Lucas 11:12). "La Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, dio de antemano la buena nueva a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones" (Gálatas 3:8).

¿Es la iglesia el reino? No. Los apartados son herederos del reino, el cual será universal. "Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?" (Santiago 2:5). ¿Está claro para usted que los verdaderos seguidores de Cristo son ahora herederos del reino? Pablo y Bernabé predicaron el evangelio a Derbe--y enseñaron a muchos--luego volvieron a Listra, a Iconio y a Antioquía, "confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándolos a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios" (Hechos 14:22). Leamos ahora el versículo siguiente: "Y constituyeron ancianos en cada iglesia". La gente reflexiva sabrá que la iglesia no es el reino.

La parábola del hombre noble en Lucas 19:12-27, estudiada con esmero, dejará en claro que la iglesia no es el reino. El hombre noble es Cristo. Él se fue a un lejano país--¿para qué? Para recibir un reino [no la iglesia] y volver. Los miembros fieles de la iglesia, cuando regrese el hombre noble, oirán esto: "Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo" (Mateo 25:34).

¿Esperaba la iglesia primitiva que el reino se estableciera o restaurara en sus propios días? Sí. Después de la muerte y resurrección de Cristo, él pasó 40 días en la tierra--¿qué estuvo haciendo durante estos 40 días? ¿Y lo vieron sus seguidores inmediatos? Sí. Hechos 1:3 nos da la respuesta: "Apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios". Note ahora lo que le preguntaron sus seguidores: "¿Restaurarás el reino a Israel en este tiempo?" (Hechos 1:6).

¿Tuvo Israel alguna vez un reino? Sí. Leemos en 1 Crónicas 28:5: "Y de todos mis hijos (porque Jehová me ha dado muchos hijos?, eligió a mi hijo Salomón para que se siente en el trono del reino de Jehová sobre Israel". El reino de Dios en el pasado estaba compuesto de los 12 hijos de Jacob--Saúl fue el primer rey, David, el segundo, y Salomón, el tercero--cada uno reinó 40 años. Salomón construyó el templo--costó muchísimo dinero--al pueblo se le agobió con impuestos despiadadamente--Cuando Roboam subió al trono, 10 de las tribus dirigidas por Jeroboam pidieron que se disminuyeran los impuestos. Note ahora la respuesta de Roboam: "Mi padre [Salomón] os castigó con azotes, mas yo os castigaré con escorpiones" (1 Reyes 12:11, también 2 Crónicas 10:11). Diez de las tribus dirigidas por Jeroboam fueron al norte de Samaria, la capital del reino del norte, y llegó a ser el reino de Israel. Las dos tribus permanecieron en Jerusalén, la capital del reino del sur de Judá. ¿Serán traídos estos dos reinos de vuelta a Palestina para llegar a ser una sola nación? ¿Qué dice la Biblia? Un cuidadoso estudio del capítulo 37 de Ezequiel revelará que los huesos secos mencionados ahí son "la casa de Israel" (v. 11). Note ahora el versículo 2: "He aquí, yo tomo a los hijos de Israel de entre las naciones a las cuales fueron, y los recogeré de todas partes, y los traeré a su tierra; y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel, y un rey será a todos ellos por rey; y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos". Si usted entiende Ezequiel, capítulo 37, también entenderá por qué los judíos de 74 naciones están ahora (en 1956) volviendo a Palestina. Usted también puede entender la pregunta de Hechos 1:6: "Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?". Entonces también entenderá lo que Pablo quiso decir cuando entró a Roma con cadenas en sus manos, y dijo: "Por la esperanza de Israel estoy sujeto con esta cadena" (Hechos 28:20). Lea también Hechos 28:30: "Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada", "predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo" (v. 31).

En Pentecostés, 50 días después de la resurrección de Cristo, Pedro, lleno del espíritu, dijo: "Varones israelitas, oíd estas palabras: Jesús nazareno, varón aprobado por Dios entre vosotros con las maravillas, prodigios y señales que Dios hizo entre vosotros por medio de él, como vosotros mismos sabéis" (Hechos 2:22). Hagamos ahora una paráfrasis: 'Señores, el Mesías, el que ustedes han estado esperando, ustedes, por manos de inicuos, le crucificaron, pero Dios lo levantó de entre los muertos'. No estaba en el plan de Dios dejar a Cristo en el infierno (el sepulcro), de ahí este versículo: "A este Jesús resucitó Dios". Dios nunca levantó a nadie de entre los muertos, excepto a Cristo. ¿Por qué levantó Dios a Cristo de entre los muertos? Para que se sentara sobre el trono de David. ¿Dónde está ahora David? ¿No fue al cielo al morir? "Porque David no subió a los cielos" (Hechos 2:34). Que uno va al cielo (al morir) no se enseña en la Biblia. Pedro, lleno del Espíritu santo, predicó este poderoso sermón causando que sus oyentes exclamaran: "Varones hermanos, ¿qué haremos?" Pedro en efecto dijo: 'Señores, hay sólo una cosa que ahora pueden hacer. Jesús dijo justo antes de irse al cielo que el arrepentimiento y la remisión de pecados se predicaría en su nombre entre las naciones, empezando por Jerusalén' (Lucas 24:47). Desde Pentecostés en adelante, no habría salvación excepto en su nombre. "Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos" (Hechos 4:12). El nombre fue añadido en Pentecostés, 3.000 fueron bautizados en el único nombre bajo el cielo por el cual la gente puede ser salva. ¿Cómo puede uno en el presente entrar en el nombre? Crea en las buenas nuevas del reino de Dios, en la restauración del reino de Israel, y bautícese (por inmersión) en Cristo, saliéndose de Adán. "Porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos" (Gálatas 3:27). ¿Puede la aspersión de un poco de agua sobre la cabeza de un recién nacido, reemplazar al bautismo en el único nombre bajo el cielo por el cual uno puede ser salvo?

Todas las personas bautizadas antes de Pentecostés se bautizaron en el bautismo de Juan. Esto incluía a Jesús, a los 12 apóstoles, y a muchos de la región del Jordán. En el capítulo 19 de Hechos leemos acerca de unos doce hombres (v. 7) que nunca habían oído acerca de Pentecostés, y evidentemente habían sido bautizados en el bautismo de Juan, después de Pentecostés. En el versículo 5 leemos que fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús. Pablo, en Romanos 6:3, habla de ser bautizados en Jesucristo, y en el versículo 4 dice que "somos bautizados juntamente con él para muerte por el bautismo"; y en el versículo 5: "Si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección".

En Hechos 8:5 leemos: "Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo". En el versículo 12 leemos: "Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres". ¿Qué se da a entender por el evangelio del reino? Ciertos elementos del reino de Dios que se han de establecer a la segunda venida de Cristo consisten en lo siguiente: 1. Un rey--y todos concordarán en que Cristo será ese Rey. 2. Territorio--toda la tierra (Zacarías 14:9). 3. La Casa Real o colaboradores--estos han de ser reyes y sacerdotes y reinarán con Cristo en la tierra (Apocalipsis 5:9-10). 4.Súbditos--las naciones mortales, por cuanto leemos en Daniel 7:27: "El reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo [no en el cielo], sea dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios [las naciones mortales] le servirán y obedecerán". 5. Leyes--·"Porque juzgarás los pueblos con equidad, y pastorearás las naciones en la tierra" (Salmos 67:4). 6. La capital--esa será Jerusalén--"la ciudad del gran Rey" (Salmos 48:2).

¿Le gustaría ser un gobernante en el reino que pronto, creemos, será establecido aquí en la tierra? En Daniel 2:44 leemos: "Y en los días de estos reyes [el período de los dedos de los pies de la gran imagen de Daniel] el Dios del cielo levantará un reino". Note cuidadosamente lo que se dice de este reino: 1. No será jamás destruido. 2. No será dejado a otro pueblo. 3. Desmenuzará los reinos de los hombres. 4. Permanecerá para siempre.

Cristo ha de ser rey de toda la tierra. Tendrá dominio de mar a mar, y desde el río hasta los confines de la tierra. Isaías 11 nos dice en el versículo 4: "No juzgará según la vista de sus ojos, ni argüirá por lo que oigan sus oídos". Versículo 4: "Juzgará con justicia", y en el versículo 9 leemos: "Porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar". Cuando se realice esto, el cántico del ángel--"¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!--será una realidad.

¿Por qué los hombres no pueden lograr la paz en la tierra y la buena voluntad en los hombres? ¿Qué dice la Biblia? "Ni del hombre que camina es el ordenar sus pasos" (Jeremías 10:23). ¿Pueden las agrupaciones de hombres, como la Liga de las Naciones o la ONU traer la paz a la tierra? ¿Qué dice la Biblia? "Jehová hace nulo el consejo de las naciones, y frustra las maquinaciones de los pueblos" (Salmos 33:10). ¿Pueden las grandes organizaciones religiosas, con misioneros que cubren la tierra, llenar la tierra con la gloria del Señor? Los poderes gobernantes de diferentes naciones a menudo entran en conflicto con la enseñanza de los misioneros, a menos que los líderes religiosos respalden y apoyen al gobierno. Bertrand Russell, el notable filósofo, declara en su libro "Power: A New Social Analysis" [Poder: Un Nuevo Análisis Social], pág. 109: "El cristianismo era en sus primeros días enteramente apolítico. Los mejores representantes en nuestro tiempo son los cristadelfianos".

Todos los verdaderos seguidores de Cristo creen que su segunda venida es inminente. Desde Jerusalén, la ciudad capital del mundo, saldrá la ley que regirá a "las naciones en la tierra" (Salmos 67:4). "Juzgará [Cristo] entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas [todos los implementos de guerra] en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra" (Isaías 2:4).

¿Sabe alguien cuando regresa Cristo a la tierra? Nadie lo sabe, pero sabemos que ese día fue establecido. Leemos en Hechos 17:31: "Por cuanto [Dios] ha establecido un día en el cual juzgará [regirá] al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos". En vista de que Dios nunca levantó a ninguno de los muertos, excepto a Cristo, sabemos quien ha de regir al mundo con justicia. "Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte" (1 Corintios 15:25-26).

Al terminar, permítanme recalcar que todos los que creen y obedecen el evangelio son "herederos del reino que ha prometido a los que le aman" (Santiago 2:5). "Si sufrimos, también reinaremos con él" (2 Timoteo 2:12).

Poco antes del regreso de Cristo a esta tierra, según señaló él en el capítulo 21 de Lucas, versículos 26-31, habrá ciertas señales--tales como "angustia de las gentes, confundidas"--esto es, en nuestro tiempo. 'Confundidas' significa que no encuentran salida. "Desfalleciendo los hombres por el temor". La guerra atómica tiene al mundo entero en un estado de temor y pavor. "He aquí la higuera", el nuevo Estado de Israel. Todas estas señales indican que el "reino de Dios está cerca".

"Venga tu reino" es mi oración. Es sumamente importante "vigilar y estar preparados".


NOTA EXPLICATIVA.

La traducción de este material del inglés al castellano ha significado que se han tenido que efectuar ciertos cambios necesarios en el texto. Se han hecho correcciones menores, y se han modificado las referencias bíblicas. Se ha efectuado todo esfuerzo por preservar el mensaje original y presentar con imparcialidad la verdad acerca de las llaves para entender la Biblia.


<< La Llave Para Entender la Biblia