La Llave Para Entender la Biblia

Capítulo 5
Las Llaves Del Reino


1. ¿Cuáles son las llaves del reino, y en qué sentido les fueron confiadas a Pedro?

La respuesta básica es que las llaves son siempre para el propósito de abrir.

2. ¿Posee Pedro, entonces, la puerta del cielo, y tiene la autoridad para conceder la entrada según su criterio?

Absolutamente no. Sólo Cristo es juez y sólo él puede decir "entrad en el reino preparado para vosotros". También, observe que la palabra "llaves" está en plural. Si el cielo tenía una puerta presidida por Pedro, entonces ciertamente debería haber sólo una "llave".

3. ¿Por qué, entonces, dijo Jesús "llaves"?

Para contestar esto debemos considerar el contexto completo y leer Mateo 16:14-19.

4. ¿No leemos, entonces, que Cristo prometió edificar su Iglesia sobre la roca, que es Pedro?

No. Esa interpretación popular no está basada en los hechos. Primero, porque Cristo mismo es el fundamento. "Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo" (1 Corintios 3:11).

5. Entonces, ¿qué quiso decir Jesús?

Jesús estaba afirmando que su Iglesia estaría edificada sobre la gran verdad fundamental que Pedro había recién declarado.

6. ¿Cuál era esta verdad?

"Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente".

7. Exactamente, ¿qué significa el Cristo?

La palabra "Cristo" significa "ungido". La palabra hebrea equivalente es "Mesías". Esto, debidamente entendido, expresa un gran significado.

8. ¿Qué significa "Mesías"?

El Diccionario Webster da esta definición: El esperado Rey y Libertador de los hebreos, el Cristo".

9. ¿Entendía Pedro esto?

Sí, cuando Pedro dijo: "Tú eres el Cristo" (el Mesías), él estaba reconociendo que Jesús era la "simiente" prometida, el rey prometido, en realidad, aquel en el cual se consumaría todo el propósito de Dios.

10. Después de decir, "el Cristo", Pedro añadió: "El Hijo del Dios viviente". ¿Es eso significativo?

Mucho. El hecho de que Jesús es el Hijo de Dios significa que es realmente la Roca sobre la cual está edificada la iglesia de Cristo. Pedro sabía el significado de su nombre y se mostró como una "roca" menor al expresar su firme creencia en el hecho que Jesús era no sólo el Mesías prometido, sino que en realidad era el Hijo del Dios viviente. Sin embargo, la gran Roca es toda la verdad referente a Cristo--no Pedro.

11. ¿Cómo supo Pedro que Cristo era el Hijo de Dios?

Jesús dijo: "Te lo reveló [...] mi Padre" (Mateo 16:17).

12. ¿Reveló Dios esta verdad a Pedro por revelación directa o por medio de la palabra profética?

Probablemente por ambos medios.

13. ¿Dónde leemos, en el Antiguo Testamento, que el Mesías prometido sería el Hijo de Dios?

Esta es la notable promesa del pacto que hizo Dios con David. Hablando de la simiente de David que sentaría en el trono de David para siempre, Dios dijo: "Yo le seré a él padre, y él me será a mí hijo" (2 Samuel 7:14).

14. ¿Estaba familiarizado Pedro con esta promesa?

Sí. Pedro estaba muy familiarizado con el pacto que Dios hizo con David. Estando lleno del Espíritu santo en el día de Pentecostés, él dijo de David: "Pero siendo profeta, y sabiendo que con juramento Dios le había jurado que de su descendencia, en cuanto a la carne, levantaría al Cristo para que se sentase en su trono" (Hechos 2:30).

15. ¿Tenemos más evidencia de que Dios cumpliría el pacto que hizo con David?

Sí. Cuando llegó el tiempo de levantar a Aquel que había de ser el Hijo de Dios y también el fruto de los lomos de David, Dios envió a su ángel Gabriel donde una virgen de la casa de David para decirle que ella habría de dar a luz un hijo, el cual sería "grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; [...] y su reino no tendrá fin" (Lucas 1:32). Note que él había de ser el Hijo del altísimo [Hijo de Dios--v. 35] así como el Hijo de David, tal como había sido prometido en el pacto con David (2 Samuel 7:12-16).

16. Esta es una explicación satisfactoria acerca de la Roca sobre la cual está edificada la Iglesia de Cristo, pero, ¿qué puede decirse de las puertas del infierno que no prevalecerán contra ella?

Queda claro por otras respuestas dadas en este libro que el infierno del que se habla aquí es el Hades--el sepulcro. El sepulcro nunca podrá prevalecer contra la iglesia de Cristo porque él es "la resurrección y la vida". Aunque miembros de su iglesia duermen en el polvo del sepulcro, "los muertos en Cristo resucitarán" (1 Tesalonicenses 4:16). El sepulcro tiene sólo un dominio temporal de la iglesia de Cristo porque Jesús dijo: "Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero" (Juan 6:39).

17. Ahora bien, ¿qué puede decirse de las llaves del reino del cielo? ¿Por qué Jesús usa el plural, y cómo las usó Pedro?

Tal como se declaró al principio, las llaves se usan para el propósito de abrir. Esta apertura del camino hacia el reino era necesaria en beneficio de la humanidad, compuesta de pecadores que no conocen el camino. La humanidad, a la vista de Dios, está compuesta de dos clases de gente: judíos y gentiles. Estaba en el propósito de Dios que ambas clases habían de tener abierto el camino de salvación, por lo tanto las dos llaves eran necesarias.

18. Pero, ¿qué puede decirse de Pedro? ¿Fue un instrumento en esta apertura o exposición del camino para entrar en la senda que lleva a la vida eterna en el propósito de Dios?

Sí, en verdad. Jesús dijo que la predicación en su nombre debería empezar en Jerusalén, así que encontramos a Pedro allí en el momento preciso para usar la primera llave.

19. ¿Cómo se hizo esto?

Cuando los judíos se convencieron de que ellos, como nación, habían crucificado a su Mesías, dijeron: "Varones hermanos, ¿qué haremos?" (Hechos 2:37). Observe que ellos estaban en ignorancia y preguntaron qué debían hacer; en otras palabras, era necesario abrir algo para ellos.

20. Pero la gente preguntó a todos los apóstoles qué debía hacer, llamándolos "varones hermanos". ¿No fue Pedro presuntuoso al dar él todas las respuestas?

No. Pedro contestó porque su Maestro le había confiado "las llaves". Una llave se necesitaba ahora y se usó para abrir a los judíos el camino hacia el reino.

21. ¿Cómo usó Pedro la llave?

Dando la información necesaria: "Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare" (Hechos 2:38-39).

22. ¿Entendieron los judíos que algo había sido "abierto" o dejado al descubierto para su entendimiento?

Sí. "Así que, los que recibieron su palabra [de Pedro] fueron bautizados".

23. En los pasajes recién citados, ¿qué quiso decir Pedro con la expresión "todos los que están lejos"?

Él se refería a los gentiles, que estaban lejos de Dios, pero que el propósito de Dios era recibirlos pronto.

24. ¿Tenemos otra prueba de esto?

Sí. Escribiendo a los gentiles efesios, Pablo dice: "Vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo" (Efesios 2:13).

25. ¿Abrió Pedro la puerta de salvación para los gentiles en el mismo día que la abrió para los judíos?

No. No hasta un tiempo después. Se requería otra llave, por eso Cristo habló de las llaves del reino.

26. ¿Cuándo y dónde usó Pedro la llave para los gentiles?

En el hogar de Cornelio.

27. ¿Cómo podía Cornelio estar seguro de que Pedro le diría lo que era adecuado hacer?

Porque Dios envió un ángel a decirle a Cornelio que Pedro le diría lo que debería hacer (Hechos 10:6).

28. Si Dios envió un ángel a Cornelio, ¿por qué no le explicó el ángel lo que debía hacer?

Porque Jesús había dado las llaves a Pedro y era su derecho (ni siquiera de un ángel) abrir ahora el camino de salvación para los gentiles, tal como lo había hecho previamente para los judíos.

29. ¿Fue difícil para Pedro entender que debía usarse una llave para abrir el camino de salvación para los gentiles?

Sí, incluso Pedro, que tenía la llave, necesitó una revelación especial de Dios antes de atreverse a usarla.

30. ¿Se convenció finalmente?

Así fue. "Pedro, abriendo la boca, dijo: En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas" (Hechos 10:34).

31. ¿Qué otras cosas dijo Pedro a Cornelio?

No todo está escrito, pero le recordó acerca de la "palabra" que Jesús anunció por toda Judea y Galilea, cuya "palabra", por supuesto, es el evangelio del reino que Jesús anduvo predicando por todas partes (Marcos 1:14).

32. ¿Cuál fue el resultado final de esta predicación y apertura del camino hacia el reino?

Y Pedro "mandó bautizarles en el nombre del Señor Jesús" (Hechos 10:48). La puerta estaba abierta y ellos entraron por ella.

Siguiente: El Bautismo


<< La Llave Para Entender la Biblia