El Infierno, Según se Emplea en la Biblia, no Significa un Lugar de Tortura Eterna, Sino el Sepulcro y el Gehenna

Debe permitirse que el uso que hacen los escritores inspirados de las palabras hebreas y griegas que algunas versiones de la Biblia han vertido como "infierno" determine lo que ellos quieren dar a entender por estas palabras. Ud. debe tener presente que en las Escrituras originales hay dos palabras que algunas versiones antiguas de la Biblia han traducido como 'infierno': hades y sheol. En el Antiguo Testamento la palabra hebrea que corresponde a hades es sheol. Ahora bien, en la Versión Reina-Valera de 1960 la palabra sheol se ha traducido como 'sepulcro' en Eclesiastés 9:10 y en Cantares 8:6. En todos los otros casos donde aparece se ha transliterado como 'Seol'; y su uso en tales casos muestra que los profetas nunca la interpretaron como un lugar de tormento para 'espíritus desincorporados'.

Sheol--Sepulcro o Estado de los Muertos

Génesis 37:35--"Mas él [Jacob] no quiso recibir consuelo, y dijo: Descenderé enlutado a mi hijo hasta el Seol".

Génesis 42:38--"Y si le aconteciere algún desastre en el camino por donde vais, haréis descender mis canas con dolor al Seol [sepulcro].

1 Samuel 2:6--"Jehová mata, y él da vida; él hace descender al Seol [sepulcro], y hace subir".

1 Reyes 2:6--"Tú, pues, harás conforme a tu sabiduría; no dejarás descender sus canas al Seol [sepulcro] en paz".

Job 14:13--"¡Oh, quien me diera que me escondieses en el Seol [sepulcro], que me encubrieses hasta apaciguarse tu ira".

Job 17:13--"Si yo espero, el Seol [sepulcro] es mi casa; haré mi cama en las tinieblas".

Salmos 30:3--"Oh, Jehová, hiciste subir mi alma del Seol [sepulcro]; me diste vida, para que no descendiese a la sepultura".

Salmos 49:14--"Como a rebaños que son conducidos al Seol [sepulcro], la muerte los pastoreará".

Oseas 13:14--"De la mano del Seol [sepulcro] los redimiré [...]. Y seré tu destrucción, oh Seol [sepulcro. (Compare con 1 Corintios 15:55).

Eclesiastés 9:10--"En el sepulcro [sheol], adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría".

Salmos 31:17--"Estén mudos [los impíos] en el Seol [sepulcro]".

Ezequiel 32:27--"Y no yacerán con los fuertes de los incircuncisos que cayeron, los cuales descendieron al Seol [sepulcro] con sus armas de guerra, y sus espadas puestas debajo de sus cabezas [aquí se muestra que el Seol es el sepulcro por el hecho de que los fuertes yacen allí con sus espadas debajo de sus cabezas].

Salmos 16:10--"Porque no dejarás mi alma en el Hades [sepulcro] ni permitirás que tu Santo vea corrupción. [Pedro usa esto para demostrar que Cristo resucitó del sepulcro.--Hechos 2:27, 30-32].

Por estos testimonios es evidente que los escritores inspirados no interpretaban la palabra Seol como un lugar de tormento eterno. Simplemente sustituyen la frase 'el lugar de tormento eterno' por la palabra Seol en estos textos y verá lo absurda que es la teoría de la teología moderna. Haría decir a Jacob: 'No quiero recibir consuelo; descenderé enlutado a mi hijo hasta el lugar de tormento eterno'. Haría decir a David: 'Que sus canas no desciendan al lugar de tormento eterno en paz', como si fuera posible ir a semejante lugar en paz. Haría decir a Job: '¡Oh, quien me diera que me escondiese en el lugar de tormento eterno hasta apaciguarse tu ira', lo cual significaría orar para ir de mal en peor. Haría decir a David y a Pedro que Cristo fue al lugar de tormento, pero que no fue dejado ahí. Ahora bien, si Ud. tiene en vista que el destino final de los inicuos es ser castigados con muerte eternal--es decir, ser lanzado a las tinieblas de la muerte y del sepulcro--entonces Ud. entenderá fácilmente el uso de la palabra sheol cuando los traductores la han transliterado como 'Seol [sepulcro]; por ejemplo: "Los malos serán trasladados al Seol [sepulcro], todas las gentes que se olvidan de Dios" (Salmos 9:17).

La palabra que los escritores del Nuevo Testamento usaban con el mismo significado de sheol es hades.

Hades---Sepulcro o Estado de los Muertos

La Septuaginta (la traducción del Antiguo Testamento al griego) usa la palabra hades como equivalente de sheol. Por lo tanto, los textos recién citados se aplican al uso de la palabra hades en griego de la misma manera en que se aplican a sheol en hebreo. En la Versión Reina-Valera de 1960 la palabra hades se ha traducido como sepulcro en 1 Corintios 15:55. En todos los otros casos donde ocurre se ha transliterado como Hades. En cuanto a su significado y si la palabra infierno [sepulcro] es la adecuada, presentamos lo siguiente:

"La palabra hebrea sheol se ha traducido en algunas versiones de la Biblia, como INFIERNO, adecuadamente, en términos generales, si se quería dar a entender lo mismo que la antigua palabra latina infernus, el receptáculo tapado de todos los muertos, donde los buenos y los malos reposan juntamente en un estado de INCONSCIENCIA, pero muy inadecuadamente, y DESHONESTAMENTE, si se pretendía que fuera un símbolo del infierno 'popular' y tradicional, como un lugar de tormento consciente para los inicuos solamente. Pero nosotros, sin la más leve reserva, condenamos a los traductores porque evidentemente se han esforzado por oscurecer el verdadero sentido de la palabra Sheol, y por sostener el significado tradicional del infierno a expensas de la verdad y la uniformidad. Si la palabra sheol se hubiese traducido uniformemente como hoyo o sepulcro o el estado de los muertos, o siquiera las mansiones de los muertos, nunca se le habría relacionado con una idea tan absurda como la de un lugar de tormento consciente" --Bible versus Tradition, [La Biblia Versus la Tradición], página 188.

"Hades significa literalmente aquello que está en oscuridad. Un cuidadoso examen llevará a la conclusión de que en estos pasajes donde ocurre la palabra hades no hay ninguna justificación para la idea de un estado intermedio, sino que se refieren al sepulcro, tanto de los justos como de los inicuos". Dr. Kitto, Cyclopedia [Dr. Kitto, [Enciclopedia].

"La palabra original hades, derivada de a, que significa no, y de idien, que significa ver--el invisible receptáculo o mansión de los muertos--, corresponde a sheol en hebreo. La palabra infierno, que se usa en algunas traducciones, ahora expresa un significado incorrecto de la palabra original, porque se usa sólo para dar a entender el lugar de los condenados. Pero como el vocablo infierno viene del término latino infernus, que significa tapar u ocultar [...], el significado de la palabra original hades estaba en tiempos antiguos bien expresada por ella".--Dr. Adam Clarke, Commentary [Comentario].

"La expresión 'las puertas del hades` puede aludir siempre a la forma de los sepulcros judíos, los cuales eran grandes cuevas con una entrada angosta, muchos de los cuales se pueden hallar en Judea"-- Parkhurst, Lexicon.

A continuación están los pasajes donde ocurre la palabra hades en el Nuevo Testamento:

Mateo 11:23--"Y tú, Capernaum, que eres levantada hasta el cielo, hasta el Hades [sepulcro, infierno] serás abatida".

Sobre esto, el Dr. Adam Clarke dice:

"Esta predicción de nuestro Señor se cumplió literalmente; porque en las guerras entre los romanos y los judíos, estas ciudades fueron totalmente destruidas, de manera que en la actualidad no quedan vestigios de Betsaida, Corazín o Capernaum"--Commentary.

Por lo tanto, ser bajado hasta el Seol [sepulcro, infierno] significaba ser destruido.

Mateo 16:18--"Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades [sepulcro, infierno] no prevalecerán contra ella".

Parkhurst dice que la expresión "'las puertas del Hades' puede aludir siempre a la forma de los sepulcros judíos".

Las puertas del Hades no prevalecerán porque la iglesia será liberada, y exclamará: "¿Dónde [está], oh sepulcro, tu victoria?" (1 Corintios 15:55).

Lucas 10:15. Lo mismo que ya se ha mencionado en Mateo 11:23.

Lucas 16:23-"Y en el Hades [sepulcro, infierno] alzó sus ojos".

Hechos 2:27, 31--"Porque no dejarás mi alma en el Hades [sepulcro, infierno], ni permitirás que tu Santo vea corrupción".

1 Corintios 15:55--"¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro [Hades, infierno] tu victoria?"

Apocalipsis 1:18--"Yo soy [...] el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amen. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades [sepulcro, infierno]".

Apocalipsis 6:8--"Miré, y he aquí un caballo Amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades [sepulcro, infierno] le seguía".

Apocalipsis 20:13, 14--"Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades [sepulcro, infierno] entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades [sepulcro, infierno] fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda".

Queda totalmente aclarado para Ud. que estos pasajes se aplican al sepulcro, excepto, quizás, uno; aquel en el cual se dice que el hombre rico alza la vista en el Hades [sepulcro, infierno]. Nos proponemos dedicar un capítulo a esto más adelante, pero aquí diremos que la parábola del hombre rico y Lázaro estaba dirigida a los fariseos (Lucas 16:14), quienes, habiendo recibido tradiciones que dejaban a la palabra de Dios sin efecto, habían llegado a ser creyentes en el dogma de la existencia pagano de la existencia consciente de las almas desincorporadas. Para hallar un receptáculo para éstas después de la muerte, inventaron un lugar donde eran preservadas las almas buenas y malas a la espera del día del juicio; y a ese lugar dieron el nombre de hades. En esta parábola nuestro Señor usó la teoría de ellos para representar la calamidad nacional que pronto vendría sobre ellos por medio de la destrucción de Jerusalén, y su tormento a manos de los romanos y otras naciones entre las cuales padecerían. El hecho de que el Salvador usara la teoría de ellos en la parábola no lo compromete con esa teoría más de lo que su uso de la palabra Belcebú (Mateo 12:27) lo compromete con la ficción pagana del dios de las moscas. Debe tenerse presente que nuestro Señor no hizo ningún intento por corregir a los fariseos y mostrarles la falacia de los dogmas paganos que ellos sostenían. Sabía que ellos se creían justos, y les dijo con ironía: "No he venido a llamar a justos" (Mateo 9:13), Está escrito que "sin parábolas no les hablaba" (Mateo 13:34); y la razón que dio para esto fue: "Porque a vosotros [los discípulos] os es dado a conocer los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado" (Mateo 13:11).

Gehenna -- ¿Qué es y Dónde Está?

Gehenna, la palabra que se traduce como infierno en el Nuevo Testamento, tiene un significado enteramente diferente de Hades, y nunca debió haberse traducido como infierno. Lo siguiente, tomado del Diaglotón Enfático, es una buena explicación:

"Gehenna, la palabra griega que se tradujo como infierno en la Versión Reina--Valera de 1960, ocurre 12 veces. Es la forma griega de escribir las palabras hebreas que se han traducido como 'El Valle de Hinom'. Este valle también se llamaba Tofet, que significa detestación, abominación. En este lugar se echaba toda clase de desperdicio, con los esqueletos de bestias y los cadáveres insepultos de criminales que habían sido ejecutados. Para consumir estos desperdicios se mantenía un fuego constante. Un ejército de Senaquerib, de 185.000 personas fueron muertos aquí en una sola noche. Aquí los niños eran quemados hasta que morían en sacrificio a Moloc. Entonces, Gehenna, según ocurre en el Nuevo Testamento, simboliza la muerte y la destrucción total, pero no significa en ningún pasaje un lugar de tormento eterno".

Como los judíos habían llegado a considerar el Gehenna como un lugar de horror, nuestro Señor lo asoció con el destino que esperaba a aquellos que serán víctimas de la ira de Dios en el día de la justa retribución. Los testimonios en los cuales se usa la palabra indican que el Gehenna no solo era un lugar de castigo judicial en el pasado, sino que en ese mismo lugar los justos juicios de Dios serán derramados sobre los trasgresores. Los gusanos que se alimentaban de los esqueletos en el pasado hace ya mucho tiempo que los devoraron, el fuego inextinguible que quemaba ha devorado a sus víctimas. De modo que cuando los gusanos de nuevo se alimenten de los cadáveres de los inicuos y el fuego los queme, la destrucción será el resultado inevitable. Ud. verá, estimado lector, que el significado de las palabras "el gusano que no muere, y el fuego que no se apaga" no es que los cadáveres de los cuales se alimentan los gusanos sean preservados vivos--ni que se quemarán y que nunca se consumirán. El hecho de que a los gusanos se les represente alimentándose es prueba de que a sus víctimas se les había dado muerte, y que ser devorado totalmente es un fin cierto; y que el hecho de que el fuego no se apaga es prueba, no que sus víctimas serán preservadas, sino que serán devoradas.

A continuación se indican los pasajes donde la palabra infierno procede de Gehenna:

Mateo 5:22--"Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno [Gehenna] de fuego".

Mateo 5:29--"Si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno [Gehenna]".

Mateo 10:28--"Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno [Gehenna]".

Mateo 18:9--"Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti; mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno [Gehenna] de fuego".

Mateo 23:15--"¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno [Gehenna] que vosotros".

Mateo 23:33--"¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno [Gehenna]?"

Marcos 9:43, 45, 47; Lucas 12:5. Estos son iguales a los que se han citados de Mateo.

Santiago 3:6--"Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno [Gehenna]".

Ahora Ud. verá por estos testimonios que ellos no dan apoyo alguno a la teoría de la preservación eterna en el infierno de fuego, como se cree comúnmente. Los judíos sabían que quedar 'expuestos al Gehenna' significaba quedar expuestos a una muerte innoble, a ser devorado por gusanos o consumidos por el fuego en el detestable valle del Gehenna, en vez de que después de la muerte siquiera se les permitiera un entierro. Se les aseguró que Dios destruiría a los inicuos, en cuerpo y alma en el Gehenna; y que era mejor para ellos entrar en la vida mancos que sufrir la muerte y la destrucción en el Gehenna. Si Ud. nota el uso de la palabra vida en algunas de las citas verá que no es un asunto de ir a vivir en un lugar de felicidad, por una parte, y vivir en un lugar de sufrimiento, por otra. Es un asunto de 'entrar en la vida' o de ser destruido.

El Dr. Parkhurst comenta Marcos 9:3--"Nuestro Señor parece aludir a los gusanos que continuamente se alimentaban de los cadáveres que eran lanzados al valle de Hinom [Gehenna], y al fuego que se mantenía ininterrumpidamente para consumirlos; un lugar de abominable inmundicia y contaminación" (Greek Lexicon).

23. El Diablo no es un Monstruo Personal Que Habita en el "Infierno", y Que al Mismo Tiempo Está Presente en Todas Partes Tentando a Todos Los Hombres, Sino Que es el Pecado en la Carne >>


<< 21. Los Inicuos no Serán Preservado Vivos Eternamente en Tortura, Sino Que serán Destruidos
<< Contenido