La Verdad Bíblica Acerca de... El Tormento del Infierno

Que hay un lugar llamado INFIERNO, no puede haber duda, pero en ningún pasaje de la Biblia hay declaración alguna de que haya un lugar de tormento eterno para ciertas personas. En el Antiguo Testamento, la palabra que se ha vertido como INFIERNO es el término hebreo "Sheol", "el mundo de los muertos"; y en el Nuevo Testamento, el lenguaje hebreo muestra que INFIERNO es el "Hades", o sea, el sepulcro. No hay ningún pasaje en la Biblia de Dios que designe un lugar de tormento eterno de fuego para los inicuos.

Dios condenó a los hijos de Israel por su horrendo crimen de quemar a sus hijos en el fuego; lo cual, dijo Dios: Cosa que yo no les mandé, ni subió en mi corazón" (Jeremías 7:31). ¿Cómo pues, puede algún maestro religioso acusar a Dios de un crimen peor, que es quemar a la gente por la eternidad en un imaginario lugar de tormento?

ALGUNAS REFERENCIAS
BIBLICAS AL INFIERNO

Jesús fue allí. "Porque no dejarás mi alma ['psuche', aliento, espíritu, vida, ánimo, alma] en el Hades ['infierno', sepulcro], ni permitirás que tu Santo vea corrupción" (Hechos 2:27). El Señor Jesús estuvo en el sepulcro durante tres días, como lo indica n las Escrituras, no obstante no se produjo la corrupción que ocurre normalmente al cabo de tres días. Si Jesús hubiese estado en el INFIERNO del concepto popular, no hay manera en que pudiera haberse librado de la corrupción, ya que el fuego imaginario del infierno lo habría consumido. El gran rey David estaba seguro de que los inicuos iban al sepulcro (sheol). "Sean avergonzados los impíos, estén mudos en el Seol [sepulcro, infierno, mundo de los muertos]" (Salmos 31:17).

El rey David estaba muy seguro de que cuando la gente muere, su proceso de pensar cesa, de modo que no pueden sufrir tormentos. "No confiéis en los príncipes, ni en hijo de hombre [...]. Pues sale su aliento, y vuelve a la tierra; en ESE MISMO DIA PERECEN SUS PENSAMIENTOS" (Salmos 146:3-4). Para ser atormentado, en cualquier lugar, uno tiene que poder entender lo que está ocurriendo, PERO, si sus pensamientos perecen en el día que él muere, entonces también perece su entendimiento.

Job sabía que 'el sepulcro' (infierno) era un lugar donde la gente está en reposo y no en tormentos, porque él dijo: Allí los IMPIOS dejan de perturbar, y allí descansan los de agotadas fuerzas [...] cuando hallan el sepulcro" (Job 3:17-22). Al afirmar que "allí los impíos dejan de perturbar", Job está contradiciendo la popular idea de que los impíos van al infierno para ser atormentados eternamente.

Salomón escribió acerca del estado de los muertos. "Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido" (Eclesiastés 9:5). Nada podría ser más definitivo y completo; los muertos NADA SABEN. ¿Cómo pueden estar atormentados si nada saben?

EL INFIERNO ES EL SEPULCRO

En todo el Antiguo Testamento no hay ni una sola mención acerca del 'fuego del infierno' que se ha enseñado por generaciones. En las 31 referencias acerca del infierno que hay en el idioma original en el Antiguo Testamento, se encontrará que esa palabra se refiere al sepulcro o a un lugar tapado. Jonás se refirió a su penosa experiencia de estar en el vientre de un 'gran pez' durante tres días: "Desde el seno del Seol [infierno, el mundo de los muertos, sepulcro, hoyo] clamé, y mi voz oíste". Para Jonás era seguro de que este había de ser su sepulcro, a menos que se salvara saliendo de ahí.

Amós el profeta escribió: "Aunque CAVASEN hasta el SEOL [infierno, mundo de los muertos, sepulcro, hoyo], de allá los tomará mi mano" (Amós 9:2), mostrando que se refería al sepulcro.

David estaba absolutamente seguro en su creencia de que el sepulcro era el INFIERNO, porque él escribió: "Si en el Seol [infierno, mundo de los muertos, sepulcro, hoyo], hiciere mi estrado, he aquí, allí estás tú" (Salmos 139:8). El apóstol Pedro nos asegura que David no está en el cielo (Hechos 2:34), y como no hay ninguna evidencia de que él haya sido uno de los inicuos que serían 'supuestamente atormentados en el INFIERNO' para siempre, entonces el único lugar en que puede estar David es durmiendo en el sepulcro.

Isaías el profeta escribe acerca de la muerte del rey de Babilonia, diciendo: "Mas tú derribado eres hasta el SEOL, [infierno, mundo de los muertos, el sepulcro, hoyo] a los lados del abismo" (Isaías 14:15). El versículo 19 se refiere al SEPULCRO, confirmando que Isaías estaba hablando del INFIERNO como el sepulcro.

¿QUÉ ESTÁ HACIENDO LA
GENTE EN EL INFIERNO?

Daniel el profeta contesta esta pregunta con toda claridad: "Y muchos de los que DUERMEN EN EL POLVO DE LA TIERRA serán despertados, UNOS para vida eterna, y OTROS para vergüenza y confusión perpetua" (Daniel 12:2). Daniel declara que muchos están en el sepulcro durmiendo, y que algunos de ellos resucitarán de entre los muertos para vida eterna, PERO, algunos de los que duermen experimentarán castigo en la "muerte segunda". Por esto, Daniel muestra que justos e inicuos están en el mismo lugar, el sepulcro.

El Señor Jesús habla de muchos que DUERMEN en el sepulcro. "Vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros ['mnemeion', sepulcro, tumba] oirán su voz" (Juan 5:28). El Señor Jesús viene está hablando de la resurrección, mostrando de este modo que todos o toda clase de) los muertos que están en el sepulcro están 'durmiendo', esperando el llamado (del Señor Jesús) para 'salir' como lo hizo Lázaro. "Voy para DESPERTARLE" (Juan 11:11). Lázaro yacía muerto en el sepulcro (tumba) desde hacía 4 días, no obstante el Señor se refiere a él diciendo que está DURMIENDO.

El apóstol Pablo escribe acerca de los 'santos' al tiempo de la venida del Señor Jesús. "No todos DORMIREMOS [...]; los muertos serán resucitados" (1 Corintios 15:51-52). Lo que él está diciendo es que algunos de los santos estarán vivos al tiempo de la venida del Señor, pero los que están dormidos en el sepulcro, resucitarán de entre los muertos.

¿TIENE IMPORTANCIA
LO QUE CREEMOS?

Apocalipsis 18:23 muestra con toda claridad que una gran cantidad de personas habrían de ser engañadas por las 'hechicerías' de la Babilonia de los últimos días. "Por tus hechicerías fueron engañadas todas las naciones". Hacemos un llamado a todas personas interesadas para que estudien la palabra de Dios y aprendan la verdad de todas las cosas, y rechacen la enseñanza pagana de un TORMENTO DEL INFIERNO.


<< La Verdad Bíblica Acerca de...