La Verdad Bíblica Acerca de... Día de Reposo

Examinemos juntos la enseñanza bíblica acerca del día de reposo. La palabra misma viene del término griego Shabbath, que significa 'reposar', es decir, desistir de hacer esfuerzo, y la primera clarísima conexión con este concepto se muestra en Génesis 2:2.

"Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo".

En ningún pasaje encontramos instrucción alguna de que se debe 'guardar el día de reposo', hasta que llegamos a la referencia del "santo día de reposo" en Éxodo 16:23, 30.

"Mañana es el santo día de reposo, el reposo consagrado a Jehová; lo que habéis de cocer, cocedlo hoy [...]. Así el pueblo reposó el séptimo día".

En este artículo vamos a considerar unos pocos versículos bíblicos, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento referente al propósito que el Padre tenía en mente para con su nación Israel con respecto al día de reposo, o séptimo día de la semana.

DIAS SANTOS

Las leyes y ordenanzas que Dios dio a Israel por medio de Moisés, incluyentes y tenían por objeto hacer que Israel recordara a Dios y todo lo que había hecho por ellos. En esta 'recordación', había un conjunto de ordenanzas, que eran las Fiestas Conmemorativas e Históricas.

LA PASCUA

Una de esas fiestas, la Pascua, se menciona en Éxodo 12:26. Fue inaugurada en el decimocuarto día del primer mes, con el siguiente comentario del Padre:

"Y cuando os dijeren vuestros hijos: ¿Qué es este rito vuestro?, vosotros responderéis: Es la víctima de la pascua de Jehová, el cual pasó por encima de las casas de los hijos de Israel en Egipto".
LOS TABERNACULOS

La Fiesta de los Tabernáculos era la última de los tres grandes festivales anuales, en el cual cada hombre de Israel debía comparecer ante Jehová. Era el festival culminante del recogimiento cuando todo Israel habitaba en pequeñas casetas, que les recordaba de la marcha por el desierto (Levítico 23:43). Ocurría casi inmediatamente después del Día de la Expiación, en cuyo día el pueblo se purificaba ceremonialmente de sus pecados.

EL DIA DE REPOSO

El día de reposo semanal fue establecido para Israel, y SOLAMENTE para Israel, con un doble propósito.

  1. Obligar a las doce tribus de Israel a que descansen de sus labores.
  2. Recordar a todo Israel que Dios era el creador del cielo y la tierra.

Los siguientes relevantes pasajes de la Escritura muestran claramente la importancia del día de reposo que le fue dado a Israel. No hay antecedentes de que alguien anterior a este tiempo haya JAMAS guardado el día de reposo, o que se le haya ordenado hacerlo.

Éxodo 20:8, 11 - "Acuérdate del día de reposo para santificarlo[...]. Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día [...] y lo santificó".

Éxodo 31:17 - "Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó".

Levítico 23:3 - "Seis días se trabajará, mas el séptimo día será de reposo, santa convocación [...], día de reposo es de Jehová".

Ahora nuestra atención se dirige al Nuevo testamento, donde estudiaremos el conflicto que ocurrió entre el Señor Jesucristo, cuando él predicaba el evangelio, y los líderes de los judíos, con respecto a la observancia del día de reposo según lo exigía la ley. A medida que consideramos este asunto, debemos tener en mente las palabras del apóstol Pablo referente a la ley de Moisés que se dio a Israel, que él escribió algunos años después de la crucifixión del Señor Jesús.

LA LEY Y EL DIA DE REPOSO

El apóstol Pablo explicó esto con mucha claridad:

"De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe" (Gálatas 3:24).

La ley de Moisés tenía por objeto enseñar y preparar a los verdaderos creyentes para los principios del evangelio del Señor Jesús, que él enseñó con toda claridad:

"No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para CUMPLIR" (Mateo 5:17).

Jesús fue confrontado por los hipócritas líderes de los judíos, que vigilaban cada uno de sus movimientos para ver si ofendía a sus erróneas interpretaciones de las leyes de Dios, especialmente aquellas relacionadas con el día de reposo. El resultado de este cuidadoso escrutinio fue que el Señor Jesús les planteó una serie de preguntas, tales como las dos siguientes:

Lucas 6:9 - "¿Es lícito en día de reposo hacer bien, o hacer mal? ¿Salvar la vida, o quitarla?

Lucas 13:14 - "Hipócrita, cada uno de vosotros ¿no desata en el día de reposo su buey o su asno del pesebre y lo lleva a beber?

DIOS, AMOR, COMPASION, DESCANSO:

Ellos habían perdido totalmente el propósito del día de reposo. Tenía que ver con Dios, el amor, la compasión, el descanso. El Señor Jesús resumió todo esto en Marcos 2:27, 28.

"El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo. Por lo tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo".

La enseñanza del Señor Jesús mostró claramente que el mensaje del evangelio era el mensaje del evangelio, sobre la base de tiempo completo, y no guardar la ley y el día de reposo y los días santos.


<< La Verdad Bíblica Acerca de...